Utilización de antibióticos en ganado, efectos. Actualidad y perspectivas

Utilización de antibióticos en ganado
La utilización de antibióticos en ganado se fundamenta en su aplicación en la prevención y tratamiento de infecciones causadas por microorganismos (saber más sobre microorganismos), con la finalidad de favorecer la producción. Inicialmente, su uso fue promovido como promotor del crecimiento del ganado, algo que fue cuestionado en años recientes por algunos potenciales impactos en la salud humana. Entre los impactos relacionados con la salud humana destaca la emergencia de bacterias resistentes a los antibióticos que usamos convencionalmente, ya que en ocasiones son los mismos utilizados en la ganadería con fines productivos. Nuestro objetivo se fundamenta en dar a conocer la utilización de antibióticos en ganado, así como resaltar los potenciales efectos en la salud humana y dar pautas en su uso responsable.

Usos de los antibióticos en ganado

Además la utilización de antibióticos en ganado para la prevención y tratamiento de algunas infecciones, estos medicamentos también han sido ampliamente implementados a dosis sub-terapéuticas como promotores de crecimiento en la industria ganadera. Con la finalidad de aumentar la producción, estos compuestos antibióticos han sido implementados en las industrias de ganado vacuno, porcina (accede al artículo sobre ganadería porcina), aves de corral y pesquerías.

Anualmente, se aprecia un incremento en la utilización de antibióticos en ganado por diferentes países, siendo el mayor en este incremento Estados Unidos. De esta manera, desde el 1950 en este país se ha usado unas 108 veces más antibióticos que en el pasado. Lógicamente, esto está asociado a demandas en la producción mediadas por los consumidores. Los tipos de antibióticos usados en la industria ganadera son muy variados en su naturaleza química, destacándose los ß-lactámicos, macrólidos, sulfamidas, Trimetoprima, fluoroquinolonas, tetraciclinas y antibióticos poliéter.

La tetraciclina como promotora del crecimiento fue uno de los primeros antibióticos propuestos con estos fines en los años 1970. Posteriormente, la presencia de Salmonella spp resistente tanto en humanos como en cerdos reglamentó su uso. La presencia de estas cepas resistentes está mediada por presiones selectivas sobre los microorganismos que ejercen las bajas dosis del medicamento. La transferencia horizontal de genes de resistencia entre bacterias es un mecanismo plausible que puede explicar la presencia de cepas resistentes a los antibióticos convencionales. La adquisición de la resistencia puede ser por contacto directo con los animales o indirecto por alimento, agua o aplicación de aguas residuales de uso animal en cultivos agrícolas.

Uso responsable

El uso responsable de la utilización de antibióticos en ganado ha sido posible con resultados positivos en un contexto ganadero. Inicialmente, la disminución en la cantidad de antibióticos impacta positivamente la economía de los granjeros, ya que la inversión en estos compuestos químicos es menor. Adicionalmente, al usar los antibióticos reguladamente, se consigue aumentar el peso del ganado y/o mejorar la eficiencia alimenticia del mismo.

A su vez, los antibióticos deben ser regulados para individuos puntuales enfermos y no para grupos de individuos generalizadamente disminuyendo así los riesgos ambientales. Un uso responsable de estos medicamentos debe contemplar el desarrollo de pomadas tópicas, medicamentos solubles en agua y alimento del ganado, con el fin que se mejore el espectro de acción de estos compuestos antibióticos y la selectividad de los mismos. Adicionalmente, a partir del 2000 se propuso no usar estos antibióticos como aditivos alimentarios.

En este contexto, la utilización de antibióticos en ganado debe ser considerado solo con un diagnóstico adecuado, a través de un médico veterinario que permita definir dosis y tiempo de uso de los mismos. De esta manera, conceptos como la agricultura orgánica toman peso con la finalidad de ofrecer productos al mercado con un mínimo uso de compuestos de síntesis química como antibióticos. En adición, es necesario hacer educación en la comunidad agrícola que les informe de los riesgos y ventajas de usar los antibióticos en sus labores ganaderas cotidianas.

Efectos de la utilización de antibióticos en ganado para la salud humana

Los animales descargan en sus heces y orina entre el 70-90% de los antibióticos que le son suministrados. Estos antibióticos, como metabolitos activos o sin cambio alguno, son incorporados al suelo producto de la utilidad de las heces en la fertilización agrícola. Estos compuestos antibióticos terminan acumulándose en el suelo, y por escorrentía terminan en las fuentes hídricas dulceacuícolas. La presencia de trazas de estos compuestos en leche o carne de alimentación humana genera una preocupación adicional.

Uno de los principales problemas emergentes es la presencia de bacterias resistentes a los antibióticos usados convencionalmente. En este contexto de resistencia bacteriana, muchos de los antibióticos que son usados en ganado son usados también en la salud humana, y al desencadenarse una resistencia de estos microorganismos a los compuestos antibióticos, se generan cepas más agresivas y virulentas con potencial de afectar a la población humana.

Actualidad y perspectivas de la utilización de antibióticos en ganado

En la actualidad se propuesto el uso de procesos biológicos para eliminar antibióticos en estiércol de ganado. Generalmente, los antibióticos son degradados por digestión anaerobia, compostaje y almacenamiento del estiércol. La digestión anaerobia en biorreactores es una alternativa biotecnológica novedosa en la degradación de antibióticos en estiércol de ganado.

La digestión anaerobia permite eliminar los antibióticos en las heces del ganado a varios niveles dependiendo de la concentración y clase de antibiótico, las condiciones de operación del biorreactor, el tipo de ganado y las fuentes microbianas de inoculo responsables de la degradación anaerobia. Sin embargo, se requiere investigación adicional que permita detectar, cuantificar y extraer los antibióticos de las heces fecales del ganado de una manera económica y eficiente.

En un contexto de acuicultura (concepto y fines de la acuicultura) es importante destacar que se ha evaluado la reducción de antibióticos y su efecto en la producción final. De esta manera, resultados han arrojado que es posible hacer una reducción en la cantidad de antibióticos implementados sin efectos financieros negativos. Finalmente, de acuerdo a las disposiciones de la Alianza para el Uso Prudente de Antibióticos, su utilización solo debe ser contemplada en la prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas bajo las disposiciones de un médico veterinario, en ningún caso se debe justificar su uso como promotor del crecimiento ganadero.

Referencias

– Ferber, D. (2003). WHO advises kicking the livestock antibiotic habit. 301, 1027

– Goforth, R. L., & Goforth, C. R. (2000). Appropriate regulation of antibiotics in livestock feed. BC Envtl. Aff. L. Rev., 28, 39.

– Gustafson, R. H., & Bowen, R. E. (1997). Antibiotic use in animal agriculture. Journal of applied microbiology, 83(5), 531-541.

– Marshall, B. M., & Levy, S. B. (2011). Food animals and antimicrobials: impacts on human health. Clinical microbiology reviews, 24(4), 718-733.

– Massé, D., Saady, N., & Gilbert, Y. (2014). Potential of biological processes to eliminate antibiotics in livestock manure: an overview. Animals, 4(2), 146-163.

– Phillips, I., Casewell, M., Cox, T., De Groot, B., Friis, C., Jones, R., … & Waddell, J. (2004). Does the use of antibiotics in food animals pose a risk to human health? A critical review of published data. Journal of Antimicrobial Chemotherapy, 53(1), 28-52.

– Refsdal, A. O. (2000). To treat or not to treat: a proper use of hormones and antibiotics. Animal Reproduction Science, 60, 109-119.