Mapaches, simpáticos animales pertenecientes a la familia de los  prociónidos, orden carnívora, están causando bastante estragos en numerosas zonas de Madrid, al acomodarse sin dificultad en el medio natural como especie invasora. Estos animales, procedente de Estados Unidos, comenzaron a comercializarse como mascotas hace algunos años, bien por causas accidentales o por el hecho de que muchos de sus propietarios, al no poder mantenerlos, los liberan en entornos naturales; tras un proceso de adaptación se acomodan sin dificultad e incluso se reproducen con bastante facilidad.

El mapache boreal o zorro manglera, Procyon lotor, es la especie que se ha comercializado en el sector mascotas, la problemática actual causada por estos animales ha hecho que se incluya en el listado de especies invasoras, Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, por lo que actualmente está prohibida su venta. En estado salvaje, los mapaches, constituyen un serio riesgo para la población autóctona de la zona, ya que desplazan a otros mamíferos de su hábitat natural, como es el caso de las nutrias, también entrañan riesgos para la salud humana, ya que son objetos de transmisión de algunas enfermedades como la rabia.

Desde el año 2007, la Comunidad de Madrid ha capturado más de 400 ejemplares y desafortudamente no tienen un final feliz, ya que muchos de ellos son sacrificados ante la imposibilidad de mantenerlos en centros de acogidas, téngase en cuenta que estos albergues para animales suelen tener una capacidad limitada en cuanto especies a alojar; por otro lado, una vez soltados al medio están nuevamente en estado salvaje con lo que facilitar la adopción como animales domésticos se hace bastante complicado.

Algunas asociaciones protectoras de animales están en contra de estas medidas y solicitan a las autoridades el cese de este tipo de actividad, ya que en muchas ocasiones, según denuncian, se realizan por personal no cualificado, por ejemplo cazadores, con desenlaces trágicos para estos animales.