Granja de peletería, información, ventajas y desventajas

Granja de peletería
Granja de peletería
Dzivnieku briviba (flickr.com)/ CC BY 2.0

Si estás familiarizado con la producción agropecuaria, te interesará este artículo. Existe un tipo de explotación animal que reporta excelentes ganancias y resulta relativamente sencillo. Descubre cómo se conforma una granja de peletería, los pros y contras de establecerla.

¿Qué es la peletería?

La peletería es, en términos sencillos, la cría de especies con el fin de aprovechar comercialmente su piel. La alimentación, instalaciones y cuidados que recibe el animal están orientados a mantener su piel y pelaje en óptimo estado. Esto garantiza la buena comercialización de dichos productos.


¿Cómo es una granja de peletería?

La granja de peletería es un estilo de producción poco común, casi inexistente en América. Los países que lo realizan casi todos pertenecen al continente europeo o asiático. En concreto, la peletería se lleva a cabo principalmente por:

  • Finlandia
  • China
  • Noruega
  • Países Bajos
  • Dinamarca

La obtención de pieles de animales es un comercio antiguo y bastante lucrativo. Para el siglo XIX se fomentó el uso de sofisticadas pieles procesadas como prendas de vestir. Este mercado tuvo un gran éxito, que duró hasta la pasada década de los 90. En esos años, la creatividad del diseño para la ropa hecha con pieles decayó en el mundo de la moda.

La tendencia estuvo baja hasta mediados de los 2000, cuando empezó a recobrar auge. Fue posible, pues, para ese entonces, los diseñadores tuvieron nuevas ideas con pieles que revolucionaron las pasarelas. Hoy en día, es una excelente alternativa para obtener ganancias de la producción animal.

La principal especie que se cría en una granja de peletería es el visón (conoce este mamífero accediendo a este enlace). La segunda especie más importante que se ha producido desde siempre son los zorros. Sin embargo, en este siglo se han implementado granjas de peletería con: linces, hámsters y conejos. En Asia, incluyen algunas razas de gatos y perros.

Beneficios de criar animales para peletería

Establecer una granja de peletería reporta varias ventajas, además del beneficio económico. Asegura la calidad de las pieles a utilizarse para la fabricación de las prendas de vestir. Y llega a ser un eslabón que permite aprovechar mejor los recursos provenientes de las granjas agropecuarias.

Por poner un ejemplo claro: los visones y zorros, principales especies peleteras, son carnívoros. Para ahorrar en la alimentación de estos animales, se aprovechan las zonas cárnicas no comerciales del ganado. Estas contienen la proteína que los peleteros necesitan y se utilizan partes “de desecho” de otros animales.


Otro beneficio de la peletería es la obtención de subproductos, como grasa, muy útil para la industria. Estas sirven como base para la fabricación de diversos productos cosméticos. También, es relevante la comercialización de esas grasas obtenidas para la industria del cemento.

Por último, la granja peletera no sólo se beneficia económicamente de la piel del animal. En muchos casos, su carne también se comercializa, resultando en ingresos extra. De hecho, muchas granjas principalmente agropecuarias complementan su productividad vendiendo las pieles de conejos y otras especies.

Desventajas y conflictos de la granja de animales de peletería

Una de las principales desventajas de tener una granja de animales de peletería, es el manejo sostenible de los desechos. La cantidad de excrementos producidos por los carnívoros afecta el entorno mucho más que el de los herbívoros.

Así entonces, es necesario asegurarse de poder realizar la adecuada eliminación de tales excreciones. De hecho, también es posible procesarlo, con el equipo específico para ello, para la producción de gas natural (metano). Este sirve como combustible para vehículos y para uso doméstico.

Uno de los temas más polémicos es el indebido maltrato que reciben muchas de estas especies. Para obtener la piel en perfectas condiciones, en ocasiones es necesario desollar vivo al ejemplar. Esto causa conflictos éticos y morales que han devenido en la prohibición de esta práctica en algunos lugares del mundo. Igualmente se han criticado muchas granjas de peletería, las cuales no son acordes para la masificación de animales, el poco cuidado que reciben los mismos, maltrato en su manipulación y otras muchas irregularidades.

En la actualidad, muchos de los procedimientos para la obtención de la piel han mejorado mucho. Se cuenta con mejores tecnologías que disminuyen el sufrimiento de los animales. Aunque es necesario destacar que siguen existiendo movimientos que intentan prohibir este sector productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *