Experimentación con animales, qué es, sus consecuencias y ejemplos

Experimentación con animales
Animal de laboratorio

La vivisección es el nombre técnico de la experimentación con animales a nivel científico. Esta es una metodología de prueba muy común en la actualidad. Durante muchos años ha generado beneficios en el mundo de la ciencia, la tecnología y la industria. Aprende ahora lo que implican tales experimentos leyendo aquí.

Por qué se realiza experimentación con animales a nivel científico

Desde hace unos 500 años, la ciencia se ha valido de la experimentación con animales. Al principio, la finalidad era conocer a cabalidad la fisionomía de tales especies para comprender mejor la del humano. Además, con el tiempo se fueron utilizando para comprobar el efecto de diversas sustancias en esos organismos. Se pensaba que tales reacciones podrían repetirse en seres humanos.

La revolución industrial trajo consigo la continuidad de tales experimentos. Conocer las consecuencias de procedimientos científicos se convirtió en una prioridad. Estos van desde la recolecta de datos observables, como rutina y comportamiento. Asimismo abarca hasta el análisis de diversos químicos y sustancias previamente administrados al individuo.

Lo anterior permite determinar el grado de aceptabilidad que tiene un producto antes de ser apto para introducirlo en el mercado. El procedimiento de «ensayo y error», resulta indispensable para determinar la efectividad de medicamentos y para otros propósitos.

Experimentos más comunes con animales

En la actualidad hay un sin fín de procedimientos e investigaciones científicas que utilizan experimentación con animales. De hecho, los animales de laboratorio son imprescindibles para verificar la inocuidad de miles de productos. Estos pueden proceder de industrias químicas, biotecnológicas, cosméticas, militares y tabacaleras.

Las pruebas de irritación, toxicidad y carcinogenicidad son algunas de las más comunes. Para ejecutarlas se expone al animal al producto a evaluar. Se aplican grandes dosis en ojos, piel, genitales o se les hace ingerir. Se analizan las reacciones provocadas por la sustancia. En ocasiones, también se les expone a gases tóxicos o descargas eléctricas.

Gracias a la experimentación con animales se pueden elaborar productos de uso cotidiano. Entre ellos se cuentan los venenos, cremas, medicamentos, detergentes, entre otros.

La utilización de este método puede parecer la panacea para quienes promueven la ciencia ante todo. Pero la experimentación con animales tiene un lado oscuro que en ocasiones es difícil de percibir.

Beneficios y desventajas de la experimentación con animales

El tema de la experimentación con animales genera bastante polémica. Si bien es cierto que este método ha sido muy útil, se ha ganado muchos detractores. Los argumentos más importantes se han ido comprobando con el tiempo. Uno de ellos confirma que más del 98% de las enfermedades humanas no se manifiestan en animales.

En defensa de este procedimiento se alega la necesidad de comprobar efectos de diversas sustancias antes de su consumo. Sin embargo, esto conlleva la exposición innecesaria al sufrimiento de las especies con las que se experimenta. Muchos son afectados, perforados, inducidos al coma, electrocutados y millones mueren a diario.

Hasta el día de hoy, la experimentación con animales no se ha detenido. Pero muchos defensores de los derechos de especies animales siguen luchando por ello. Para este punto, hay muchas pruebas que pueden analizarse con programas informáticos especializados. Para algunas otras, se idean diversas alternativas que cada vez cobran más auge.

Muchos colectivos se han unido en promover la eliminación de la experimentación con animales. Se abstienen de comprar productos que hayan sido testados con animales de laboratorio. Mientras que muchas fábricas empiezan a adoptar nuevos métodos de comprobación eficaces.

Especies más utilizadas

La mayoría de animales de laboratorio comprenden los siguientes grupos, de los que los mamíferos son los más usuales: