Especies invasoras, un peligro para la fauna y flora autóctona

Especies invasoras
Especies invasoras
Antony Grossy/CC BY 2.0

Qué son las especies invasoras

Las especies invasoras son animales, plantas u otros organismos, en definitiva, seres vivos, que se integran en un ecosistema distinto al de su lugar de origen, por lo que pueden constituir una seria amenaza a la flora o fauna autóctona, en la medida que suelen desplazarla, hacer que desaparezca e incluso, con el transcurso del tiempo, contaminarla genéticamente.

Los desplazamientos se producen consecuencia de una lucha por los recursos, y la contaminación genética da lugar a cruces, que constituyen especies híbridas distintas de las nativas en su correspondientes nichos ecológicos. En el peor de los casos, la especie autóctona puede acabar extinguiéndose, toda vez que no ha evolucionado frente a la exótica, en consecuencia, no puede competir con ella.

Este tipo de alteraciones, ocasionadas por la introducción de especies invasoras, tiene ciertas consecuencias perjudiciales que serán objeto de análisis en el presente artículo.

Consecuencias ¿Son perjudiciales para el ecosistema?

Las especies invasoras constituyen un serio peligro al alterar la biodiversidad o equilibrio de cadenas tróficas, en definitiva, los propios ecosistemas. Hoy en día existen numerosos estudios que así lo certifican, de hecho, muchas especies son evaluadas con el estatus de en “peligro”, precisamente ante esta problemática.

Siempre se suele asociar este problema con animales exóticos, pero lo cierto es que los vegetales también causan verdaderos estragos, en este caso, compitiendo con los principales recursos naturales como es el sol, agua y la tierra.

Ejemplos de especies invasoras

Ejemplos de especies invasoras serían muchas, puesto que son bastante las que actualmente viven en un ecosistema alejado del suyo propio, al final de este artículo detallamos el grupo de las cien especies invasoras consideradas más dañinas para el medio.

Es importante destacar que estos seres vivos se expanden fundamentalmente por diferentes causas:

Potencial colonizador

Especies que fácilmente se adaptan a diversidad de hábitat, si las condiciones para su supervivencia son las adecuadas tienen facilidad de colonizar otros nichos. Un ejemplo es Caulerpa taxifolia, se trata de una macroalga que afecta a la vegetación acuática autóctona, las consecuencias indirectas también son relevantes, sobre todo para la fauna que se alimenta de la propia vegetación autóctona, puesto que si esta desaparece, también corre riesgo de desaparecer toda la cadena que le es inherente.

De manera accidental

Son supuestos en que accidentalmente una especie se adentra al medio salvaje que no es el propio logrando adaptarse al nuevo hábitat, incluso si son varias puede dar lugar a que se reproduzcan. Ejemplo de especies invasoras son los animales exóticos adquiridos en el mercado de mascotas, en muchas ocasiones accidentalmente se extravían o escapan de sus jaulas, adaptándose bien al medio natural o al urbano. Otro ejemplo, son animales o vegetales que accidentalmente por algún medio de transporte, especialmente barcos o vehículos, son transportados a lugares que no constituyen el de su origen.

En jardinería y horticultura también está latente este problema, puesto que muchos vegetales en su ciclo biológico, como puede ser la polinización, pueden extenderse rápidamente y escapar del control humano.

De manera intencionada

Es habitual también en el mundo de las mascotas, cuando un propietario se quiere desprender de un animal exótico que le es molesto, imprudentemente lo arroja al medio natural, lo que en muchas ocasiones provoca un impacto muy negativo, como es el caso de las cotorras argentinas que se pueden avistar en muchos parques ajenos a su lugar de origen.

Lo mismo ocurre con otras actividades relacionadas con la caza o la pesca, actividades de recreo que acaban convirtiéndose en un serio problemas con grandes costes por los impactos ecológicos que la ocupación de especies invasoras acarrea.

El factor intencionado hace referencia a la suelta de una especie invasora de manera irresponsable.

Por sus propios medios

Son especies invasoras que suelen colonizar áreas territoriales distintas a las suyas, además su potencial de adaptación es tal, que incluso pueden colonizar países limítrofes como es el caso de la temida avispa asiática, la cual provoca daños considerables al sector apícola.

Competencias. Normativas o ley reguladora

La competencia, en cuanto a la prevención de especies invasoras son los correspondientes organismos administrativos destinados a tal fin. Estos organismos han de velar para prohibir que se introduzcan especies invasoras, concienciar a la ciudadanía de la problemática y poner todos los medios a su alcance para prevenir estas prácticas, incluido programas de erradicación y control.

Existen normas legales al respecto, incluso regímenes sancionadores aplicables a aquellas personas que no acaten las estipulaciones previstas. Estas normas serían las propias de los países internos, también existen a nivel europeo e internacional, de las cuales serán objeto de atención en otros artículos.

Las cien especies exóticas invasoras más dañinas

La UICN tiene elaborado un catálogo (a través del grupo GEEI) de lo que considera como las 100 especies exóticas invasoras muy dañinas para la biodiversidad. Enumeramos el listado elaborado por el citado organismo, como es de destacar los invertebrados, al ser el que mayor número de organismos agrupa, es el que presenta más especies invasoras, a parte de los vegetales que cuenta también con bastantes especies:

Algas

Undaria pinnatifida (alga comestible)
Caulerpa taxifolia (alga trópical marina)

Vegetación, plantas

Acacia mearnsii (acacia negra)
Ardisia elliptica (arbusto de considerable altura)
Arundo donax (caña común)
Cecropia peltata
Chromolaena odorata
Cinchona pubescens
Clidemia hirta
Eichhornia crassipes
Euphorbia esula
Hedychium gardnerianum
Hiptage benghalensis
Imperata cylindrica
Lantana camara
Leucaena leucocephala
Ligustrum robustum
Lythrum salicaria
Melaleuca quinquenervia
Miconia calvescens
Mikania micrantha
Mimosa pigra
Myrica faya
Opuntia stricta
Pinus pinaster
Polygonum cuspidatum
Prosopis glandulosa
Psidium cattleianum
Pueraria montana var. lobata
Rubus ellipticus
Salvinia molesta
Schinus terebinthifolius
Spartina anglica
Spathodea campanulata
Sphagneticola trilobata
Tamarix ramosissima
Ulex europaeus

Hongos

Aphanomyces astaci (hongo, produce afanomicosis, afecta de manera mortal a cangrejos de rios)
Batrachochytrium dendrobatidis (hongo quítrido de los anfibios)
Cryphonectria parasitica (provoca lesiones tipo chancro)
Ophiostoma ulmi (infecta árboles olmos)

Mamíferos

Capra hircus (cabra doméstica)
Cervus elaphus (ciervo común)
Felis silvestris catus (el propio gato domesticado)
Herpestes javanicus (una mangosta asiática)
Macaca fascicularis (un primate asiático)
Mus musculus (ratón doméstico o común)
Mustela erminea (armiño)
Myocastor coypus (coipo o falsa nutria)
Oryctolagus cuniculus (conejo común)
Rattus rattus (la rata negra)
Sciurus carolinensis (ardilla gris oriental)
Sus scrofa (el popular jabalí)
Trichosurus vulpecula (la zarigüeya australiana)
Vulpes vulpes (zorro rojo o común)

Peces

Clarias batrachus (pez siluriforme)
Cyprinus carpio (carpa común)
Gambusia affinis (pertenece al orden ciprinodontiformes, se conoce como pez mosquito)
Lates niloticus (perca del nilo)
Micropterus salmoides (perca americana)
Oncorhynchus mykiss (la conocida como trucha arcoiris)
Oreochromis mossambicus (una especie de cíclido)
Salmo trutta (un salmónido conocido como trucha común)

Invertebrados

Achatina fulica (caracol gigante africano)
Euglandina rosea (caracol lobo o caníbal)
Pomacea canaliculata (caracol manzana)
Carcinus maenas (cangrejo de mar común)
Eriocheir sinensis (cangrejo de Shanghai)
Dreissena polymorpha (bivalvo, conocido como mejillón cebra)
Potamocorbula amurensis (otro molusco bivalvo tipo almeja)
Mytilus galloprovincialis (bivalvo, mejillón mediterráneo)
Asterias amurensis (especie de estrella de mar)
Aedes albopictus (mosquito tigre)
Anopheles quadrimaculatus (mosquito vector de la malaria)
Anoplolepis gracilipes (hormiga loca)
Pheidole megacephala (hormiga leona)
Solenopsis invicta (hormiga roja)
Wasmannia auropunctata (otro tipo de hormiga)
Linepithema humile (hormgia argentina)
Coptotermes formosanus (una termita que puede dañar maderas, incluso edificios)
Anoplophora glabripennis (escarabajo de cuernos largos asiático, constituye plaga afectando a la madera)
Trogoderma granarium (escarabajo Khapra, afecta negativamente a semillas)
Cinara cupressi (pulgón que afecta a coníferas)
Bemisia tabaci (hemíptero similar a una mosca pero de color blanco)
Lymantria dispar (lepidóptero tipo polilla)
Vespula vulgaris (se trata de la avispa común)
Cercopagis pengoi (crustáceo, más concretamente una pulga de agua)
Mnemiopsis leidyi (un Ctenóforo)
Platydemus manokwari (un platelminto originario de Nueva guinea)

Aves

Acridotheres tristis (miná común)
Pycnonotus cafer (bulbul cafre o ventirrojo)
Sturnus vulgaris (estornino europeo o común)

Anfibios y reptiles

Eleutherodactylus coqui (anfibio anuro denominado coquí común)
Bufo marinus = Rhinella marina (anfibio anuro conocido como sapo de caña)
Lithobates catesbeianus (rana toro)
Boiga irregularis (se trata de un ofidio o serpiente)
Trachemys scripta elegans (tortuga de orejas rojas)

Otros

– Virus del cogollo racimoso del banano (afecta a plantaciones de bananas)
Phytophthora cinnamomi (protista oomiceto)
Plasmodium relictum (otro protista que causa malaria aviar)