Competencia biológica, concepto, tipos y ejemplos representativos

Competencia
En la naturaleza la interacción entre los seres vivos se da de manera constante, estas interacciones vienen dada por la búsqueda de recursos como agua, alimento, territorio, refugio y por razones de reproducción. Muchas veces estos recursos son limitados, por lo que numerosas especies gracias a la evolución han adaptado su organismo para sacar el mayor beneficio posible y lograr sobrevivir, pero para poder hacer uso de estos recursos, las distintas especies deben competir (competencia biológica) tanto con individuos de especies diferentes como con los de su misma especie.

Por lo tanto, se puede definir la competencia biológica como aquella interacción en que individuos de la misma especie o especies diferentes luchan para obtener los recursos que tienen en común, y que en algún momento de su vida pueden ser limitados.

La competencia por estos recursos puede traer como consecuencia la supresión del individuo o la especie más frágil, ya que al no encontrar la forma de coexistir se cumplirá la teoría de selección natural, donde solo el más acto podrá sobrevivir. Otra de las consecuencias o aspectos negativos es el mayor gasto energético que deben emplear los organismos para cumplir con sus objetivos, motivos por lo cual se considera a la competencia una interacción negativa para los involucrados.

Tipos de competencia

Ocurren por dos vías, una de ellas es por la interacción de los organismos, tanto en el caso de la misma o diferente especie, mientras que la otra se da por lo que se denomina mecanismo.

Interacción entre individuos

La interacción puede ser intraespecífica o interespecífica.

Competencia intraespecífica

Se da por la interacción entre individuos de la misma especie. En este caso entran en juego varios factores, como la edad, fecundidad y sobrevivencia, las cuales se ven afectadas por la disponibilidad de recursos utilizados por los miembros de una especie, y que se encuentran limitados en un momento determinado.

Las características vienen determinadas por las posibles consecuencias que esta interacción tiene, tales como la baja tasa de crecimiento, ya que en esta competencia se trata de impedir que todos los miembros de una especie contribuyan a la próxima generación, por tal motivo, hay una reducción de la fecundidad. De igual manera existe una reducción en la biomasa de los individuos involucrados, además es más propenso que durante la competencia los individuos se vean expuestos a posibles depredadores y a contraer enfermedades. Se hace necesario resaltar que gracias a esta interacción solo los competidores más fuertes tendrán derecho a realizar una mayor contribución genética para la próxima generación.

Competencia interespecífica

Al contrario del caso anterior, este tipo se origina entre individuos que pertenecen a diferentes especies. Las especies involucradas comparten un territorio donde les es común uno o varios elementos, como agua o alimento, por lo tanto, en la búsqueda de ellos se tendrán que enfrentar.

Cuando entre dos especies hay competencia puede resultar en una interacción de predador y presa donde solo uno de ellos se verá beneficiado. Durante el estudio de esta interacción se ha dado a conocer un fenómeno que se le dio el nombre de principio de exclusión, en el cual los investigadores lograron evidenciar que aquellos individuos que pertenecen a una especie, y presentan las mejores adaptaciones para aprovechar un recurso en particular, podrá desplazar e incluso exterminar a su competidor.

Mecanismo

Interacción por interferencia, explotación y aparente.

Competencia por interferencia

En este caso se origina por la interacción directa que pueden tener tanto individuos de la misma como de distintas especies, por lo que engloba a la relación tanto inter como intra específica. Se caracteriza por que la competencia se da por territorio, en la cual el individuo dominante no deja que otro pueda aprovechar los recursos que se encuentran disponibles en él.

Por explotación

Se caracteriza por que las especies involucradas no interaccionan de manera directa en una lucha, sino que la competencia se desarrolla por la explotación y agotamiento de recursos por parte de un individuo, lo que se traduce en poca disponibilidad de este para otro organismo que también lo necesita para su supervivencia.

Aparente

La competencia aparente se da de una manera muy particular, en la cual las especies involucradas pueden aprovechar la ausencia de su competidor para aumentar su número. Esto sucede cuando las especies en cuestión tienen un depredador común, el cual se alimenta casi exclusivamente de una de ellas, lo que reduce su presencia en el sitio. Esto es aprovechado por la otra especie para reproducirse y ocupar estos espacios, pero esta actividad también invitan al aumento del depredador que ahora se alimentara de ellos y así mantener una estabilidad entre las poblaciones, por lo que el beneficio que presta el depredador es temporal. Es por esta razón que lleva el nombre de aparente, ya que no es considerada como una competencia verdadera.

Ejemplos de competencia

En primer lugar nombraremos a los leones (accede a más información sobre estos mamíferos), los cuales tienen una dura competencia tanto intra como interespecífica y de interferencia, ya que puede competir con individuos de su misma especie para obtener el beneficio de poder aparearse con las hembras, del mismo modo pueden competir para obtener los primeros bocados de comida luego de una captura, y al mismo tiempo pueden competir con otros depredadores como las hienas que quieran adueñarse de su comida.

Como ejemplo de la competencia por explotación están los ñu, estos bóvidos al comer el pasto van dejando sin alimento a otros ñu que deben emplear más energía para conseguir alimento, lo que hace que aquellos que coman más tengan mejores posibilidades de sobrevivir, lo mismo sucede con los osos cuando están en el periodo de caza del salmón, aquellos que son capaces de capturar mas peces tienen mejores posibilidades, esta situación puede afectar de forma negativa a sus compañeros, ya que puede disminuir la cantidad de peces disponibles en el río.

En las plantas también existe la competencia por recursos, en muchos casos una planta de crecimiento rápido puede suprimir a otra de desarrollo más lento, quitándole acceso a la luz solar, por ejemplo el diente de león (Taraxacum officinal), incluso algunas pueden utilizar armas químicas para asegurar su desarrollo tal como lo hace el nogal negro (Juglans nigra).

Los microorganismos también pueden entrar en competencia por alimento, esto ha sido demostrado por experimentos en los cuales se han puesto a crecer dos tipos de Paramecium que son Paramecium aurelia y Paramecium caudatum, experimento en el cual se comprobó que la especie mejor adaptada, en esta caso la primera de ellas, lograba sobrevivir e incluso eliminar a la segunda.

Referencias consultadas

  • Briones, O.; Excurra, E.; Montaña, O. (1992)
  • Johnson, W.; Delanne, L.; Williams, E.; Cole, T. (1969)
  • Morlans, M. (2004)
  • Vázquez-Presedo, V. (1999)