Estás aquí: Inicio » Noticias sobre animales y otros organismos, biología » Comercio de especies, consecuencias

Comercio de especies, consecuencias

animal, Comercio de especies

Cuando hablamos de comercio de especies, generalmente, se nos viene a la cabeza las transacciones ilegales de animales exóticos, habida cuenta que están muy presente en los medios de comunicación. Pero el problema es mucho mayor, ya que existen muchas otras especies objeto de tráfico entre fronteras de forma legal.

El medio empleado para ello puede ser aéreo, terrestre o marítimo, en muchas ocasiones, utilizando todo tipo de argucias para conseguir introducir el producto. Esto trae consecuencias negativas, ya que muchos seres vivos mueren consecuencia de un mal embalaje, transporte, falta de alimentos, estrés, etc.

Los organismos objeto de tráfico ocupan prácticamente todos los reinos, así tenemos a los animales, vegetales exóticos, también hongos y microorganismos. Existen igualmente ciertos productos derivados de los anteriores como pueden ser animales disecados, trofeos…, los cuales ocupan una lista larga del intercambio comercial.

¿Por qué existe el comercio de especies?

El principal factor es la transacción económica, en muchas ocasiones motivado por la mala economía del área geográfica en que se trafica, en otras por atraer gran demanda ante ciertos productos determinados.

La transacción económica atrae también al tráfico ilegal y las consecuencias negativas que este conlleva.

Así tenemos que este tipo de comercio puede ser de forma completamente legal, fraudulenta o, en muchas ocasiones, no regulada. Se ha descrito que la sostenibilidad puede ser una causa relevante para aminorar el impacto del comercio de especies.

El sector en qué se comercializa

El mayor rango estaría asociado con los animales, especialmente los utilizados como mascotas, En efecto, el mercado de las mascotas es un sector que atrae la demanda de animales exóticos. También pueden ir destinado a zoológicos, acuariofilia, jardines botánicos y en menor medida a laboratorios.

Es importante destacar el hecho de que si el comercio es legal, no quiere decir que sea sostenible

Consecuencias negativas

Las consecuencias negativas son más relevantes desde el punto de vista del comercio de especies de manera ilegal, puede aparejar pérdida de la biodiversidad, extinción de especies, mafias organizadas.

En definitiva, es importante mejores medios humanos, técnicos y herramientas jurídicas para conseguir que el tráfico ilegal de especies esté controlado y que no genere más daño a nuestro planeta Tierra. En lo que respecta al comercio legal, este debe ser sostenible y con una regulación jurídica que proteja la biodiversidad.