Canibalismo, concepto, tipos y ejemplos

Canibalismo
Se denomina con la palabra canibalismo al proceso donde un individuo puede comerse a otro, siendo ambos pertenecientes a la misma especie. Tanto en los seres humanos como en los animales esta actividad es efectuada desde tiempos remotos, en el caso de los humanos también recibe el nombre de antropofagia.

Esta palabra proviene del griego que significa ánthropos “hombre”, y de fagein, “comer”. El canibalismo puede darse por diversos motivos que pueden ser culturales, por necesidad, por rituales, entre otros. Para comprender mejor este proceso nos remontaremos unos años y abordaremos su historia.


Historia del canibalismo

El canibalismo tiene varios orígenes y se remonta a mucho tiempo atrás, inclusive a épocas de la prehistoria. Con ayuda de varios estudios a nivel de la antropología, paleontología y otras ramas de la ciencia, se han logrado recopilar pruebas que indican que el canibalismo ha existido en prácticamente todo el planeta, lo que aún mantiene la controversia son los motivos por lo que este hecho se daba.

La palabra caníbal en sí tiene sus orígenes en épocas de la colonización de América, es el resultado de una mala traducción o una simple confusión en la que se trataba a una tribu local caribe como caníbal, y se le atribuían, según relatos, que eran comedores de carne humana, es por ello que a partir de esa época se comenzó a tratar de caníbales a los que realizaban esta práctica.

Según relatos de los colonizadores, la práctica del canibalismo se daba en distintas tribus que habitaban el continente americano desde el norte al sur, la supuesta práctica de este hecho, fue una de los condicionantes que utilizaron para entrar en sus tierras con la intención de erradicar sus costumbres paganas.

Tipos

Dependiendo de los orígenes o la finalidad con la que se practique, se ha dividido en varios tipos que comentaremos a continuación.

Canibalismo prehistórico

Se denota con este nombre a los casos en los que se ha podido identificar, a través de estudios paleontológicos, supuestos en lo que se practicaba canibalismo en la especie humana. Dichas prácticas están documentadas de que existían desde hace más de 5000 años de antigüedad y pudo originarse por distintos motivos.

Guerrero

En el caso del canibalismo guerrero se traduce en la práctica que realizaban combatientes luego de realizarse alguna batalla de guerra, estos combatientes se podían comer los cuerpos de sus enemigos con fines disuasorios, y también realizaban algunos rituales en donde consideraban que al ingerir a sus enemigos podrían absorber su valor y fuerza, aumentando así la suya.

Canibalismo de sobrevivencia

Tal como su nombre lo indica, este tipo de canibalismo se da en situaciones donde es superior la necesidad y las ganas de vivir sobre la condición que tenemos de no realizar este tipo de actividad. Esto sucede en situaciones que resultan extremas donde la única disponibilidad de alimento es la carne de otros individuos, dichas circunstancias pueden originarse por efectos naturales, en caso de tormentas que provocan naufragios o provocadas por el hombre en situaciones de guerra.


Patológico

Se da por personas o colectivos que sufren de alguna enfermedad mental, esto conlleva a que puedan asesinar y comerse a sus víctimas. Estos casos son los que se conocen más recientemente, incluso se tiene reportes de comunidades que sufren estos trastornos, por ejemplo etnias en Alaska y Canadá (Cree, Montagnais-Naskapi, Ojibway).

Canibalismo en los animales

Tal como se mencionó al principio del texto, también ocurre en las especies animales, los cuales recurren a esta práctica por distintos razones, siendo una de ellas el canibalismo de supervivencia, si las circunstancias no son las más oportunas o favorables para el desarrollo y mantenimiento. Algunos animales pueden comerse unos a otros (pertenecientes a la misma especie) con el fin de mantenerse con vida.

También está el caso de los animales que lo practican con fines de reproducción (accede a contenidos sobre reproducción animal), así como también para mantener la especie y asegurarse de que los genes sean del progenitor más fuerte, igualmente se da el caso de canibalismo por la competencia de alimento entre los miembros de una manada.

Ejemplos en animales

El primer ejemplo de canibalismo animal que citaremos será el de supervivencia, el cual lo encontramos en el oso de agua (Tardigrada), es un pequeño animal de preferencia herbívora, pero cuando el alimento no está disponible pueden comerse entre ellos para sobrevivir.

En el caso de la mantis religiosa, se da el de tipo sexual, ya que ésta al término de la relación sexual captura al macho donde puede quitarle la cabeza o devorarlo completamente. Pasa lo mismo con las arañas.

Otro ejemplo y más cruel aún es el realizado por los leones (ver ficha de Panthera leo), en los cuales cuando un león se hace cargo de una manada, suele devorar a las crías para asegurarse de que la nueva camada lleve sus genes.

Finalmente existen casos donde animales de variadas especies, entre ellas los roedores o ratones, pueden comerse a sus crías en caso de escasez de alimento, sobrepoblación o defectos que están puedan tener.

Autores consultados

  • Arribas, V.; Ayerdi, C.; Cattaneo, A.; Quirós, E. (2000)
  • Diez, C.; Romero, A.; Herriko, E. (2016)
  • Franco, F. (2010)
  • López, J. (2009)
  • Moros, M. (2008)
  • Vacas, V. (2008)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *