En los últimos años hemos podido comprobar en reiterados medios de comunicación acontecimiento desagradables de ataques de tigres y leopardos a personas en la India. Estos acontecimientos se producen al adentrarse estos felinos en zonas urbanas y su dificultad de captura para poder nuevamente reinsertarlos en su medio natural.

La principal causa de estos fortuitos incidentes tienen su base en la destrucción del hábitat del tigre, leopardo, cada vez están más limitadas las zonas en que necesitan deambular, ya que las áreas naturales se sustituyen por zonas urbanas, de cultivo o se destinan al sector ganadero, todo ello hace que merme considerablemente sus principales fuentes de alimentación, como son los mamíferos y las aves, con lo que a estos animales no le queda más remedio que adentrarse en zonas pobladas sembrando el pánico entre la población local.

En muchas ocasiones estos acontecimientos violentos concluyen con resultados lamentables, ya que se han registrado casos de muerte y lesiones graves hacia personas patrocinados por ataques de tigres y leopardo.

Por parte de organizaciones conservacionistas se reclama más medios y una mejor gestión para poder salvaguardar el hábitat que precisan estos animales. Creación de entornos protegidos, extremar la vigilancia en cuanto a sus hábitos y costumbres o favorecer la reproducción y aclimatación de presas que precisan estos felinos para poder alimentarse, son buenas opciones si se desea poner fin a estos episodios tan desagradables acaecidos en los últimos tiempos.