Tratado Antártico

Antártida y sus peculiares bloques de hielo

Los países que suscribieron el convenio denominado Tratado Antártico establecieron como meta principal, la utilización del ámbito territorial de la Antártida con fines exclusivamente pacíficos, se prohíbe cualquier tipo de asentamiento militar no autorizado: maniobras, ensayos de armas, utilización de energía atómica, vertidos de desechos nucleares…..

Al considerarse un territorio pacífico, igualmente se prohíbe cualquier reclamación sobre derechos de soberanía, ya que los estados partes consideran la Antártida como un territorio neutral, base de la investigación científica, sobre todo para el intercambio de proyectos científicos de suma importancia para nuestro planeta, como es el caso del calentamiento global. Existen más de 60 bases asentadas de diferentes países, el estudio científico y el intercambios de proyectos centran las prioridades de las Partes Contratantes.

Para asegurar las disposiciones del Tratado Antártico y velar por la paz del territorio, los Estados Partes designan observadores, su principal misión es la inspección y supervisión de la zona, informando de cualquier anomalía que suponga una alteración a las estipulaciones del Tratado. Estos observadores gozan de protección e independencia, por esa razón quedan únicamente sujetos a la jurisdicción de la Parte Contratante de la que son nacionales.

El Convenio fue suscrito en Washington con fecha de 1 de diciembre de 1959, aunque entró en vigor el 23 de junio de 1961. Su vigencia es indefinida, además, para la modificación de sus disposiciones se requiere unanimidad por parte de todos los miembros.

En la actualidad, forman parte de este acuerdo internacional más de 30 signatarios, aunque no todos tienen derecho a voto.

En el año 2004 se crear un órgano denominado Secretaría del Tratado Antártico, tiene su sede en Buenos Aires, Argentina, y es la institución encargada de organizar las reuniones consultivas, facilita la comunicación entre los signatarios y se encarga de organizar y publicar toda la gestión documental.

Uno de los importantes problemas que actualmente existe en el continente Antártico, es el deshielo progresivo consecuencia del aumento de la temperatura provocada principalmente por la acción del hombre: “el cambio climático”. Los efectos del deshielo afectan gravemente sobre el Planeta, aumento del nivel del mar, desestabilización meteorológica, más calentamiento….

Cuidar el Ártico es tareas de todos, las asociaciones ecologistas, partidos políticos con ideologías o demandas “verdes”, son instrumentos claves en la lucha para la protección del medio ambiente, una tarea ardua principalmente por los inconvenientes que presenta la adopción de medidas conjuntas entre la mayoría de países civilizados y desarrollados.