Técnicas peluquería canina, perros y gatos

© Paradais Sphynx

Para que el manto de nuestra mascota se conserve en buenas condiciones, va a precisar de un determinado mantenimiento, en algunas ocasiones, según la raza de perro o gato, es preciso la intervención de un profesional avezado en técnicas de peluquería canina y felina, nos referimos al peluquero familiarizado en arreglos del pelo en animales domésticos o mascotas, principalmente perros y gatos.

Existen multitud de técnicas de peluquería canina y felina; partiendo de una base general, el peluquero canino tras analizar y revisar al animal, procede a realizar unos arreglos generales válidos para cualquier perro o gato, se trata de lograr que el animal llegue a tener un manto saludable y en buenas condiciones sanitarias, es la actividad ordinaria de toda peluquería canina, estos trabajos se conocen con el término de Grooming. Si el cliente pretende además perfeccionar y cortar el manto o capa de su mascota, incluso siguiendo los criterios establecidos según el estándar de cada raza, se pueden llevar a la práctica una serie de técnicas, todo en función de la raza, tipo de manto, corte a realizar, etc., estas técnicas se agrupan bajo lo que se conoce con el término de Trimming.

Técnicas en peluquería: Grooming

Se puede definir el grooming como un conjunto de técnicas de peluquería destinadas a tener un perro o gato en buenas condiciones higiénico sanitarias y con un aspecto acorde con su raza. Grooming es una palabra de origen americano que significa: cepillar, preparar o arreglar.

Se conoce como groomer al profesional que se dedica a la peluquería de animales para exposiciones y show. Las técnicas de grooming para show y exposición son muy precisas y especificas, en ellas se procura ocultar los defectos del animal, al mismo que se resaltan sus virtudes, también persiguen un cuidado exhaustivo del manto del perro o gato, para que de esa manera se mantenga en óptimas condiciones.

Entre los trabajos desempeñados con esta técnica destacan los empaquetados, tintes, tizas, ceras y otros procedimientos de estética, con la finalidad que el día de la exposición el animal se vea único.

Fases del grooming

Preparación: eliminación de nudos en el manto, observar la posible existencia de parásitos, estado general de la piel, oídos, posibles bultos etc.

Baño: el baño se efectuara con la cosmética adecuada a cada tipo de manto y piel, si es necesario, usaremos mascarillas para desenredar o dar aplome o volumen al pelo, también se optará por un gel antiparasitario si fuese necesario, cada caso se debe valorar y actuar de forma independiente.

Vaciado de glándulas perianales: se trata de un tema que reviste cierta controversia, ya que hay expertos que opinan que el perro debe vaciarlas por sí mismo, pues producen una sustancia que lubrica las defecaciones. Aunque no es menos cierto que algunos perros necesitan la ayuda de un profesional avezado para la liberación de las glándulas anales. Teniendo en cuenta lo manifestado y partiendo de una postura neutra, entendemos que se debe valorar si es necesario o no el vaciado de estas glándulas, en todo caso, la práctica recomendada es que se proceda al vaciado si al palparlas estuviesen demasiadas llenas de secreciones, de esa manera se evita la acumulación o exceso de líquido, además su drenaje en el momento del baño es una buena opción para que el animal se desprenda del mal olor.

Secado y cepillado

Limpieza de oídos: lavado de orejas, también se aprovecha para eliminar el exceso de pelo en el canal auditivo.

Limpieza de genitales: rasurado del pelo en esa parte del cuerpo, ya que es una de las que más se ensucian.

Pedicura: eliminación del pelo interdigital, también se procede a realizar un buen corte de uñas, sin olvidar los espolones.

Limpieza de ojos: eliminación de legañas y resto de suciedad, corte de pelo sobrante ubicado en zonas cercanas al ojo.

Trimming: técnica específica según raza.

Técnicas en peluquería: Trimming

Se conoce como trimming a todos los procedimientos de arreglos y corte de pelo utilizados en peluquería canina; la traducción de esta palabra, de origen inglés, hace referencia al adorno, ajuste y recorte del manto del perro, además abarca un conjunto de técnicas:

Pluncking: arrancado de pelo con los dedo. Este técnica se suele utiliza en gatos para eliminar los pelos muertos, también para el vaciado del pelo en la zona del canal auditivo, generalmente en perros.

Stripping: arrancado a navaja. Se utiliza en razas de pelo duro como el fox terrier con el fin de renovar el pelo y conseguir que éste se conserve más brillante, fuerte y duro.

Clipperwork: esquilado con máquina, al ras.

Flatwork: esquilado corto, con máquina, pero para conseguir un buen efecto se utiliza una cuchilla más larga.

Cardin: quitar el pelo muerto del manto arrastrando el entrepelo.

Top-knot: coleta o sujeción del flequillo.

Blending: mezclar, unir o disimular cortes, evitando que se observe la unión en distintos largos.