Curso de homeopatía veterinaria

Curso homeopatía veterinaria

En este post hablamos de los cursos de homeopatía veterinaria, pues son muchas las personas que nos preguntan ciertas cuestiones relacionadas con esta cultura milenaria considerada como modelo de terapia alternativa a la medicina convencional. Un curso de homeopatía veterinaria prepara al alumno para tratar a los animales con remedios homeopáticos, además de adquirir buenos conocimientos que sin duda servirán para aumentar la calidad de vida del animal enfermo. Desde hace más de 100 años la homeopatía es aplicable en animales, en un primer momento en caballos y otros animales de granja, aunque en la actualidad también se ha extendido a los animales de compañía o mascotas. Existen muchos casos documentados en los que se relatan cierta mejoría y curación de animales tras la aplicación de esta disciplina, incluso muchos veterinarios se han especializado en aplicar a sus pacientes técnicas homeopáticas por considerarlas relevantes y positivas para el animal enfermo.

Los cursos de homeopatía veterinaria están especialmente indicados a profesionales relacionados con la salud de los animales, aunque también son muchas las personas que realizan los estudios para familiarizarse con la homeopatía y poder aplicar determinadas técnicas a su mascota, principalmente por el hecho de que los fármacos homeopáticos no son nocivos para la salud.

La homeopatía, en líneas generales, consiste en tratar las enfermedades con determinadas sustancias o materias procedentes del reino animal, vegetal o mineral, estas sustancias producen los mismo signos clínicos que la enfermedad a tratar, no obstante, administradas en dosis pequeñas estimulan el sistema inmunológico del organismo, de esa manera se puede luchar frente a la enfermedad, es el denominado principio “similia similibus curantur” , también conocido como “Ley de los semejantes”. El precursor de esta disciplina fue el químico y reconocido médico alemán Dr. Samuel Hahnemann.

Se conocen tratados y obras que datan a partir de los años 1.800 en los que se hace referencia a medicamentos homeopáticos aplicados en animales, así como sus aplicaciones y efectos. En la actualidad existe literatura científica que respalda el uso complementario de la homeopatía, incluso se han documentado muchos casos con resultados terapéuticos muy positivos, con lo que no deja de ser una alternativa o un complemento a la medicina convencional, además está ganando bastante adeptos en los últimos años, no obstante, no existe mucho material al respecto, los manuales son escasos, por lo que el curso de homeopatía veterinaria es la mejor opción para prepararse y familiarizarse con esta disciplina.

¿Qué se aprende en un curso de homeopatía veterinaria?

Anamnesis o interrogatorio: en el caso que nos ocupa, al tratarse de animales, juega un papel muy importante la entrevista al propietario del animal, es necesario aprender a interrogar al propietario, ya que sus respuestas son la base para extraer los síntomas de la enfermedad y la correspondiente aplicación de los fármacos homeopáticos, en la medida que individualizan al paciente, pues la homeopatía veterinaria trata al enfermo de modo singular sin hacer referencia a la generalización por enfermedades.

Observación: la observación también reviste mucha importancia en la homeopatía, el profesional hemeópata ha de observar el comportamiento del animal en la consulta, valorar su conducta, carácter, estado de ánimo, etc., por esa razón en un curso de homeopatía veterinaria se aprende diferentes técnicas relacionadas con el comportamiento animal, al mismo tiempo que se profundiza en la observación para la deducción de conclusiones finales.

Examen médico: basado en la búsqueda de las alteraciones entre energía y fuerza vital, pues se parte de una concepción en que la enfermedad se origina por alteración o desequilibrio de las principales funciones del organismo y su sistema inmune, en esa línea cobra importancia la “Ley de la fuerza vital”, en el que el equilibrio mental es muy importante desde el punto de vista de la salud del paciente. El homeópata ha de investigar la causa del desequilibrio y la pérdida vital para la aplicación correcta de un tratamiento en el animal.

Diagnóstico: los cursos de homeopatía suelen acompañar de un repertorio clínico que servirá de base para interpretar el diagnostico en el animal, así como los principales remedios homeopáticos y sus correspondientes aplicaciones en animales enfermos. La jerarquización de los síntomas, es decir, análisis de los síntomas de forma jerarquizada o desde el punto de vista de su importancia, es fundamental para que el profesional homeopático pueda deducir sus conclusiones finales en la exploración con el paciente.

Tratamiento homeopático: estudios de los fármacos homeopáticos. Casos clínicos para conocer a fondo la farmacodinamia homeopática aplicada en animales enfermos.