Estás aquí: Inicio » Farmacología » Qué es el yodocefol y para qué sirve, precauciones y efectos

Qué es el yodocefol y para qué sirve, precauciones y efectos

Ficha del Yodocefol

Durante la etapa de gestación, la cantidad de energía requerida y los aportes nutricionales para mantener sanas a las madres y a su nuevo bebé aumentan considerablemente. Los micronutrientes como el hierro, iodo, ácido fólico y otras vitaminas son el blanco a reforzar en estos casos, para ello existen suplementos como el yodocefol.

A continuación conoceremos los beneficios del yodocefol, qué micronutrientes aporta y cuando debe consumirse, así como los posibles riesgos y contraindicaciones.

¿Qué es el yodocefol?

El yodocefol es un producto de tipo suplemento alimenticio ideal para mujeres que están en periodo de gestación. Tiene como finalidad cubrir la demanda de tres micronutrientes esenciales que son el yodo, el ácido fólico y la vitamina B12.

La composición química de este suplemento comprende yoduro de potasio (262 µg lo que equivale a 200 µg de yodo), ácido fólico (400 µg) y vitamina B12 (2 µg). Esta composición cubre casi al 100% los requerimientos diarios de cada uno de estos elementos.

¿Para qué sirve el yodocefol?

Los micronutrientes son esenciales durante los primeros días de gestación, donde son utilizados para la fabricación de nuevos componentes e incluso del ADN. Si alguno de estos micronutrientes está en bajas proporciones puede ocasionar defectos congénitos o enfermedades a largo plazo.

Aunque un suplemento dietético como el yodocefol no se considera como un medicamento, su uso está ligado en prevenir malformaciones y enfermedades que afectan al bebé y a las mujeres embarazadas.

En primer lugar, el uso del yodocefol está indicado para prevenir que en embarazadas se produzcan enfermedades o sintomatologías que suelen ser molestas. De forma general la falta de micronutrientes provoca anemia y se exterioriza con síntomas como fatiga, cansancio, nausea, debilidad y mareos en las mujeres en gestación.

Por su parte, el uso del yodocefol le proporciona al bebe en gestación cantidad suficiente de micronutrientes esenciales como el yodo, ácido fólico y vitamina B12. Esto contribuye a que el feto pueda desarrollarse sin complicaciones futuras.

¿Cuándo tomar yodocefol?

Antes de consumir cualquier suplemento alimenticio es aconsejable acudir al médico, ya que tanto la deficiencia como el exceso de ellos puede resultar perjudicial.

De forma general, los micronutrientes están presentes en los alimentos que se consumen diariamente, pero para obtener una cantidad adecuada de ellos se debe seguir una dieta balanceada y saludable. En ocasiones la absorción de estos nutrientes de la dieta no es suficiente, razón por la cual se debe acudir a suplementos alimenticios.

En el caso del yodocefol es recomendado utilizarlo para corregir cualquier deficiencia en alguno de los micronutrientes de su compuesto. De igual forma, se aconseja administrar este suplemento por lo menos con un mes de anticipación cuando se desea quedar embarazada.

Otra interrogante que surge es ¿por cuánto tiempo se debe tomar el yodocefol? esto dependerá del cuerpo de cada persona, lo ideal es que se empiece desde tres meses antes del embarazo, hasta el primer trimestre. Con posterioridad es bueno revisar si aún es necesario, aunque en las últimas actualizaciones médicas se recomienda seguir con al menos el ácido fólico todo el periodo de gestación.

Beneficios

Ya se ha explicado que el yodocefol es un suplemento que contribuye a mantener apropiadamente los niveles de yodo, ácido fólico y vitamina B12, con el fin de evitar complicaciones durante la gestación. A continuación describiremos detalladamente los beneficios de cada micronutriente.

Yodo: es un micronutriente cuya actividad es indispensable para el desarrollo correcto del feto, sobre todo durante las primeras semanas. El yodo es sumamente necesario para el desarrollo de la actividad cerebral y mental, así como también ayuda en la maduración pulmonar, ósea y cardiaca.

De igual manera, el yodo es necesario para la síntesis de las hormonas tiroideas, hormonas necesarias ya que cumplen funciones reguladoras en muchos sistemas y órganos del cuerpo.

Una carencia de yodo puede acarrear efectos como malformaciones congénitas, riesgos de abortos y partos prematuros, deficiencia mental y sordomudez. Otros efectos que pueden aparecer por la falta de yodo son retraso mental y psicomotor en los lactantes, así como bocio neonatal e hipotiroidismo.

Ácido fólico: si duda alguna, el ácido fólico es uno de las primeras vitaminas en ser recetadas antes o durante la gestación. Su importancia radica en que es esencial para la síntesis de los ácidos nucleicos; es decir, es necesario para la fabricación de nuevas moléculas de ADN y ARN, indispensable para la replicación a nivel celular y también para el crecimiento de todos los tejidos.

Ante la carencia de ácido fólico pueden aparecer problemas graves como anemias, leucopenia, problemas con el desarrollo del tubo neural, entre ellos espina bífida, anencefalia y encefalocele. Otros problemas asociados a la carencia de ácido fólico son labio leporino, cardiopatías congénitas y abortos espontáneos.

Vitaminas B12: también conocida como cobalamina, proviene principalmente de la ingesta de alimentos y productos de origen animal, incluyen las carnes, las vísceras, huevos y leche. El consumo de vitamina B12 es necesario para que el ácido fólico pueda ejercer su función, ya que ambos intervienen en la maduración de las células sanguíneas y también en procesos metabólicos y síntesis de macromoléculas como proteínas y ácidos nucleicos.

Si se encarece el aporte de esta vitamina, se es susceptible a la aparición de trastornos como la anemia, causando tanto eritrocitos como leucocitos anormales. De igual manera pueden desarrollarse problemas neurológicos.

Precauciones

Como cualquier medicamento o suplemento que tenga un efecto en el organismo, se debe prestar atención a los posibles efectos secundarios que pueda ocasionar. En el caso del yodocefol se trata de un suplemento que se considera seguro, donde las reacciones adversas y efectos secundarios son infrecuentes.

Sensibilidad a los componentes: No debe utilizar este suplemento si es alérgico a alguno de los componentes (yodo, ácido fólico, vitamina B12). Siempre se debe consultar al médico antes de ingerir cualquier producto.

Presencia de enfermedades base: Si sufre de hipertiroidismo debe consultar con su médico, de manera que pueda ajustarse la dosis. La presencia de yodo en el suplemento puede afectar la glándula tiroides. De igual manera, se debe prestar atención en personas que sufren de epilepsia.

Efectos secundarios: El uso del yodocefol puede ocasionar trastornos a nivel digestivo, como diarreas, vómitos, náusea y dolor de estómago. También puede generar aumento en la salivación y sabor metálico en la boca.

Otros efectos secundarios que pueden aparecer se dan a nivel cutáneo, como picor y erupciones. En el sistema endocrino, la glándula tiroides se puede ver afectada, lo que causa hipo o hipertiroidismo.

Referencias

  • Arrobas, T.; González, C.; Barco, A.; Castaño, M.; Perea, R.; Pascual, E.; Padilla, J.; Marina, E.; Perea, M.; Sánchez, M.; González, C.; Bermúdez, J.; Albusac, R.; Fabiani, F. (2011).
  • Cetin, I.; Beti, C.; Calabrese, S. (2010).
  • Forrellat Barrios, Mariela, Gómis Hernández, Irma, & Gautier du Défaix Gómez, Hortensia. (1999).
  • Martínez, R.; Jiménez, A.; Navia, B. (2016).