Estás aquí: Inicio » Farmacología » Farmacología, conceptos generales, aplicación en animales

Farmacología, conceptos generales, aplicación en animales

farmacología en animales
Farmacología, medicamentos

La farmacología estudia las sustancias utilizadas en todos los seres vivos que afectan de un modo u otro sobre el organismo.

Normalmente la farmacología permite encontrar sustancias que protegen a los animales frente a infecciones tanto bacterianas como micóticas y parasitas, sustancias analgésicas, anestésicas e incluso eutanásicas y pueden combinarse para contrarrestarse unas a otras o actuar de forma sinérgica.

En la clínica veterinaria constituye una disciplina muy importante en el tratamiento y prevención de muchas enfermedades.

Conceptos generales de farmacología

Farmacoterapia: estudia el uso de los medicamentos en el tratamiento de enfermedades.

Farmacognosia: ciencia que estudia las drogas en estado puro para su identificación.

Farmacometria: ciencia que estudia la cuantificación de los fármacos y sus correspondientes dosificaciones en los seres vivos.

Farmacocinética: estudia el destino de los medicamentos en el organismo.

Farmacodinamia: analiza los efectos y mecanismos de acción de los fármacos.

Mecanismos de acción: acciones y efectos relacionados con modificaciones en moléculas al interactuar un determinado fármaco.

Fármaco: sustancia que puede modificar los procesos o actividad normal de una célula, bien mediante inhibición o estimulación.

Efectos: resultado final o comportamiento del organismo tras el suministro de fármacos.

Receptores farmacológicos: moléculas que interactúan con los fármacos generando cambios en la actividad celular.

Fármacos específicos: interactúan con receptores.

Fármacos inespecíficos: actúan por medio de sus propiedades físicas o químicas. Por ejemplo, los antiácidos.

Fármacos agonistas: imita la acción de sustancias propias del organismo. Incremento de la actividad celular.

Fármacos antagonistas: es capaz de impedir la acción del agonista. Se inhibe la actividad celular. Disminución o anulación farmacológica al actuar el otro fármaco.

Sinergismo: incremento farmacológico por suministro de más de un fármaco.

Desensibilización: algunos receptores pueden sufrir una desensibilización tras exposiciones continuadas a la misma dosis del agonista, se producen unos efectos menores.

Tolerancia: para conseguir los mismo efectos en supuestos de desensibilización, cada vez se requerirán dosis mayores, es lo que se conoce con el término tolerancia.

Dependencia: cuando se deja de administrar el fármaco no habrá sustancia endógena que se una al receptor y por lo tanto habrá una carencia de las acciones que desencadena ese receptor.

Medicamento: fármaco especialmente elaborado para prevenir o sanar enfermedades.

Tóxico: fármaco o compuesto químico con efectos dañinos para la salud.
Droga: producto natural poco elaborado y de utilidad para la fabricación de fármacos.

Forma farmacéutica: elaboración del fármaco atendiendo a unos cánones de presentación para ser introducido en el ámbito comercial.

¿De dónde se obtienen los fármacos?

Los medicamentos se pueden elaborar con productos naturales procedentes del reino animal, vegetal y mineral, aunque muchos fármacos también se obtienen de transformaciones químicas o síntesis.

Importancia de los fármacos en la clínica veterinaria

– La mayoría de animales enfermos son tratados con medicamentos, sin duda supone un beneficio para su salud.

– La farmacología juega un papel muy relevante en cuanto el estudio de los fármacos y su clasificación, sobre todo si se tiene en cuenta el gran número de medicamentos que se comercializan, y la necesidad del profesional veterinario de tener sólidos conocimientos en farmacología para su selección y administración en el animal enfermo.

– La farmacología también supone un avance en la clínica veterinaria en lo referido a prevención o profilaxis de muchas enfermedades.