Reino Protista

Reino Protista o Protoctista

El reino Protista, también denominado Protoctista, abarca algas además de los protozoos y se encuentra agrupado dentro de los organismos eucariotas, es decir, que poseen como característica principal células con un núcleo definido y delimitado.

Características del reino Protista

Por lo general, los organismos del reino Protista son unicelulares; sin embargo, algunos pueden ser multicelulares y otros generan entramados celulares para funcionar como colonias y comportarse como un solo organismo.

Normalmente son de pequeño tamaño, muchos microscópicos, en los que destacan sus diferentes formas de vida.

Su estructura es muy sencilla dado que carecen de órganos y tejidos, aunque en ciertas algas, especialmente pardas y rojas, presentan organización más compleja, que pudiera considerarse como casi tisular.

Por lo general son aerobios pero hay alguna excepción donde los organismos son secundariamente anaerobios, ya que se han habituado a entornos pobres en oxígeno.

Obtención de energía

Los organismos vivos requieren obtener energía externa para reproducirse y crecer en los diferentes ambientes. Algunos grupos de especies no son dependientes de las moléculas orgánicas almacenadas en otras especies vivas, estos son autótrofos, es decir, pueden obtener energía directamente de la radiación lumínica por medio de la fotosíntesis. En este contexto, las algas agrupadas en el reino Protista son autótrofas y pueden contener cloroplastos, que cuentan con los pigmentos encargados de absorber dicha radiación lumínica. En contraparte, el reino Protista también agrupa a los protozoos que tienden a ser heterótrofos, por lo que requieren alimentarse de otros organismos para obtener moléculas orgánicas que serán desdobladas metabólicamente para la obtención de energía.

Reproducción

La reproducción en el reino Protista puede ser asexual o sexual, esto dependerá de las características del ambiente circundante, dado que se tiende a alternar entre los dos tipos de reproducción. Cuando las condiciones son óptimas para la especie, puede reproducirse asexualmente y generar muchos individuos que colonicen el ambiente; contrario a esto, en presencia de presiones fuertes para la especie y condiciones adversas se da la reproducción sexual.

Tipos o ejemplos protistas

Básicamente existen dos grupos integrantes del reino Protista bien diferenciados, los protozoos y las algas.

Protozoos

Que los protistas sean por lo general organismos unicelulares no les resta complejidad funcional. Muchos protozoos son considerados organismos complejamente estructurados que poseen modificaciones celulares para vivir en ambientes acuosos, ya sea de agua dulce o salada, aunque algunas especies pueden ser parásitas o presentarse en ambientes terrestres. Un ejemplo de dicha complejidad es el gran tamaño celular del protozoo tentacular Amoeba proteus, dicha especie es móvil y cuenta con extensiones citoplasmáticas que son llamadas pseudópodos que le permiten moverse y engullir organismos de menor tamaño como bacterias, levaduras y algunas algas microscópicas.

La clasificación de los protozoos durante mucho tiempo ha sido basada en caracteres morfológicos que no han permitido llegar a un complejo agrupamiento de dichos organismos, lo cual se debe a la subjetividad de muchos caracteres tenidos en cuenta por algunos autores. Anteriormente las clasificaciones se basaban en el tipo de locomoción. Así, se tenían en cuenta estructuras como: cilios, estructuras diminutas que se asemejan a vellosidades; flagelos, “colas” que permiten impulsarse por el agua; pseudópodos, pequeños apéndices provenientes de la extensión del citoplasma y, también, se agrupan distintivamente algunos organismos de movilidad reducida o nula que presentan fases de esporulación. No obstante, con el paso de los años, la clasificación ha sufrido modificaciones basadas en análisis moleculares.

Los protozoos son bastante estudiados dentro del reino Protista debido a que pueden arrojar información de la calidad de las fuentes hídricas, también por generar enfermedades que afectan la salud humana. Un ejemplo de esto es la malaria, causada por especies del género Plasmodium sp. que se reproducen en los glóbulos rojos de los humanos, dicha enfermedad es transmitida por la picadura de una especie de Diptero “mosquito” perteneciente al género Anopheles. La enfermedad ha causado un gran número de muertes en regiones tropicales, y puede ser generada por varias especies del mismo género, variando en sintomatología y agresividad.

Algas

Las algas  son el otro grupo integrante del reino Protista, existen aproximadamente 27.000 especies marinas y dulceacuícolas descritas. Muchas tienden a formar agregaciones celulares o filamentos que se asemejan a colonias, que les permiten aumentar la superficie fotosintética y protección de la radiación a algunas células mucho más jóvenes, otras son netamente unicelulares o multicelulares. Así mismo, las algas cuentan con varios fotorreceptores que se asemejan a los de las plantas y han permitido conocer el funcionamiento de las mismas, tal es el caso de la modificación en la disposición de los cloroplastos, en presencia de longitudes de onda de color azul algo que puede ser mediado por fotorreceptores de tipo fototropinas.

La clasificación de las algas se basa principalmente en la presencia de clorofilas a, b o c, otros pigmentos y estructuras celulares intrínsecas de cada grupo, como los cloroplastos que se asocian a patrones evolutivos. Las algas que provienen de un ancestro flagelado se agrupan en los filos Glaucophyta, Rodophyta y Chlorophyta. El otro grupo grande dentro de la clasificación son las Cromofitas, que son provenientes de la evolución de los filos anteriormente descritos, poseen paredes celulares complejas y mayor divergencia en los pigmentos fotosintéticos.

Ecológicamente, las algas son importantes en los ecosistemas acuáticos dado que son los productores primarios de dichos ambientes. Estas, pueden ser encontradas en océanos, ríos, estanques, lagos, pantanos y arroyos, sin embargo, en regiones tropicales pueden presentarse en rocas, madera y suelo. Adicionalmente, en el trópico se considera que pueden contribuir a la formación de arrecifes por la secreción de carbonato cálcico. A menudo, tienden a ser utilizadas como indicadores de la calidad del agua debido a las grandes densidades que pueden tener en aguas dulces, contaminadas por fertilizantes producto de la escorrentía.

Clasificación del reino Protista

Se expone una clasificación tradicional que ayuda a comprender mejor al reino Protista.

Excavados: incluye los organismos que llevan una vida libre y los simbiontes, también agrupa a algunos de los principales parásitos humanos. Una característica a destacar es que muchos de ellos carecen de mitocondrias por lo que se les denomina amitocondriales.

Euglenoides: moritariamente están presentes en ecosistemas de agua dulce sobretodo en los ricos en materia orgánica, solo unos pocos habitan en aguas marinas. Muchos de ellos producen energía por fotosíntesis, ya que poseen cloroplastos, el resto se alimentan por fagocitosis o pinocitosis.

Stramenopiles: este grupo del reino Protista incluye algas pardas y diatomeas, también algunos quimiorganotrofos como son los oomicetos y los quelpos, los cuales forman estructuras grandes rígidas. Lo que caracteriza a este grupo es que poseen flagelos heterocontos en algún momento de su ciclo de vida.

Alveolados: en el reino Protista aquí se incluye:

  • Apicomplexa: parasitos intra o intercelular de Toxoplasma, productor de toxoplasmosis; Plasmodium, productor de la malaria y Cryptosporidia conocido por producir problemas en enfermos de SIDA.
  • Dinoflagelados: con hábitat marino y forman parte del plancton. La mayoría son fotosintéticos y están cubiertos por placas de celulosa. Algunos géneros son Noctiluca: género que destaca por poseer luminiscencia; y Symbiodinium zooxantela endosimbionte de los corales que forman los arrecifes, generan las conocidas como mareas rojas.

Cercozoos: en este grupo del reino Protista se encuentran la mayoría de ameboides y flagelados, los cuales se alimentan por medio de pseudópodos filiformes.

Amebozoos: protozoos ameboides como su nombre indica, poseen pseudópodos denominados lobopodios. Se localizan en el suelo y hábitat acuáticos. Este grupo del reino Protista incluye a myxomycota, mohos mucilaginosos, con formas multinucleadas y multicelulares que producen esporas de tamaño considerable.

Algas rojas: son fotosintéticas ya que tienen clorofila: a y d, además de pigmentos accesorios. Se reproducen de forma sexual por oogamia.

Algas verdes: aunque pueden encontrarse en medio salados predominan sobretodo en medios de agua dulce. Es un grupo bastante numeroso. Muchas de ellas son flageladas aunque algunas desarrollan talos pluricelulares que nunca son muy complejos

Referencias

Audesirk, T. A., Gerald, B., Bruce, E., Escalona García, H. J., & Escalona García, R. L. (2003). Biología 1: unidad en la diversidad.

Cooper, G. M., & Hausman, R. E. (2000). The cell (pp. 725-730). Sunderland: Sinauer Associates.

Hollar, S. (2011). A closer look at bacteria, algae, and protozoa. Britannica Educational Publishing.