Reino monera, características y ejemplos

Reino monera
Reino monera, bacteria

Cuando hablamos del reino monera nos estamos refiriendo a unos microorganismos compuestos de una sola célula procariota que no tiene un núcleo definido como tal.

Es un término que define la simpleza y por eso se eligió este nombre para designar a estos microorganismos.


¿Cuáles son las principales características del reino monera?

Las moneras son las formas de vida más antiguas que se conocen.

Lo que caracteriza a las moneras es que son organismos muy simples, mucho más que cualquier otro de la naturaleza, que están dotados de un núcleo bien definido en el que se encuentra almacenado el material genético. Este núcleo está rodeado por una membrana, de la que también carece el reino monera, de igual forma que no tienen otros orgánulos que sí poseen el resto de los organismos.

Otras características muy curiosas de las moneras son las siguientes:

Su tamaño: Son los organismos celulares más pequeños, de entre 3 y 5 nanómetros (nm).

Su nutrición: Siempre es osmótrofa. Este tipo de nutrición es la que se realiza por medio de la absorción de las sustancias disueltas que tienen a su alrededor. Y dentro de este tipo especial de nutrición, podemos distinguir entre la heterótrofa que se realiza cuando necesitan de otro organismo para alimentarse, y la autótrofa, realizada por sí mismas. ¿Cómo? Sintetizando las sustancias esenciales que necesitan a partir de sustancias inorgánicas.

Su respiración: La respiración de las moneras es anaerobia en la inmensa mayoría de los casos.

Reproducción: La reproducción de las moneras es un tema tan interesante como sencilla. La mitosis no existe en el reino de las moneras. ¿Por qué? Pues porque para que exista mitosis debe existir un núcleo y un material genético del que carece el reino monera, como ya hemos destacado en párrafos anteriores. ¿Cómo lo hacen entonces? Por fisión binaria, es decir, que la célula «hace una fotocopia» de sí misma y una molécula de su ADN pasa a la nueva célula que acaba de nacer. Por eso son exactamente iguales.

Movimiento: Y, ¿cómo hacen para desplazarse? Con flagelos. Los flagelos son unos apéndices, como si fueran cabellos, con movimiento y forma de látigo, que utilizan para impulsarse, parecido a lo que tienen los espermatozoides para moverse. Pueden localizarse en la zona frontal de la monera, en los extremos laterales y con frecuencia, distribuidos por toda la superficie. Funcionan haciendo un movimiento helicoidal para permitir su desplazamiento.

Material genético: Poseen material genético que está libre en el citoplasma del microorganismo y se dispone en forma de hélice circular.

¿Está el reino monera indefenso?

Absolutamente no. Tienen mecanismos de defensa para protegerse de células que puedan querer fagocitarlas, es decir, comerlas. Lo hacen mediante la existencia de una especie de cápsula o recubrimiento que la protege de estas células. Pero no sólo la protege de este intento de «engullimiento». También sirve para protegerlas de la desecación, manteniendo su estado en perfectas condiciones.


También se protegen haciendo movimientos para alejarse de aquellas situaciones, células o cosas que puedan querer dañarlas.

El reino monera es resistente

Es algo parecido al instinto de supervivencia. Algunas veces, las condiciones o situaciones en las que viven se hacen demasiado duras e inhóspitas para vivir. Entonces lo que hacen es desarrollar una pared o capa que protege el ADN, imprescindible para su reproducción. Esta forma de protección crea una estructura de una increíble resistencia que recibe el nombre de endospora. Esta endospora puede sobrevivir en condiciones ambientales durísimas, congelaciones, sequías, …, hasta que de nuevo las condiciones vuelven a ser óptimas y la endospora vuelve a ser una célula «viva» y en actividad de nuevo, como lo era antes de las condiciones desfavorables.

Ejemplos del reino monera

Algunos ejemplos de integrantes del reino monera son patógenos más primitivos y por supuesto, las bacterias, como las antiguamente llamadas algas cianobacterias o verdi-azules. Las bacterias son los principales integrantes del reino monera. Ya hemos dicho que son microscópicos, no visibles por el ojo humano a simple vista, pero increíblemente poderosas.

Una función importantísima del reino monera y, en este caso, de las bacterias, es el enriquecimiento del suelo. ¿Cómo lo hacen? Convirtiendo el nitrógeno presente en el aire en nitrato, algo imprescindible para que las plantas puedan vivir. Pues bien, las bacterias ayudan a mantener los niveles de nitrógeno presente en la atmósfera.

Además, aportan oxígeno y fertilizan el suelo, algo tremendamente importante.

Estas bacterias se pueden encontrar en prácticamente cualquier lugar, pero especialmente en lugares húmedos, aguas termales, aguas heladas y cálidas, pero también en zonas desérticas, plantas y animales.

Es decir, que se encuentran tanto en seres vivos como no vivos.

Contrariamente a lo que se pueda creer, no todas las bacterias son patógenas. De la increíble cantidad de especies de bacterias sólo una pequeña cantidad son patógenas para el ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *