Estructura de las bacterias. Descripción y partes de la célula bacteriana

Estructura de las bacterias, partes
Estructura de las bacterias, partes

La estructura de las bacterias se dividen en dos tipos: estructuras permanentes que son las que se encuentran en todas las bacterias y son importantes para su supervivencia, y las estructuras variables que no son esenciales para su viabilidad y no se encuentran en todas las especies bacterianas.

Estructura de las bacterias permanentes

Pared celular

La pared celular se ubica en el exterior de la membrana plasmática y se encuentra en todas las bacterias excepto en los mycoplasmas, la pared celular protege a la bacteria de la lisis osmótica, de los antibióticos y contribuye a su patogenicidad.


Las diferencias en las características de la pared celular como composición y grosor permiten diferenciar a las bacterias en dos grandes grupos las Grampositivas y Gramnegativas.

Membrana celular

La membrana celular es una bicapa lipídica que envuelve a la bacteria y la limita, está formada por fosfolípidos, diferenciándose de la de las células eucariotas por la ausencia de esteroles, también tiene proteínas transmembranales que permiten el paso de sustancias a través de la membrana.

Cuerpos de inclusión

En la estructura de las bacterias, los cuerpos de inclusión son estructuras de almacenamiento, generalmente de moléculas necesarias para producir energía como glucógeno y lípidos, están formadas por material orgánico o inorgánico y pueden o no estar rodeadas de membrana celular.

Ribosomas

Están compuestos por ARN con tamaño 70S con dos subunidades de 50S y 30S. Se encuentran asociados tanto al ADN cromosómico como al ARN mensajero, pueden codificar para uno o varios genes y se pueden agrupar en polirribosomas o estar aislados.

Material genético

Las bacterias por ser células procariotas no poseen núcleo, no presentan nucléolo o membrana celular. Son haploides, su material genético se organiza en un cromosoma que es una hebra de ADN de forma circular, que se enrolla sobre sí misma y se asocia a proteínas que no son del tipo histonas como las de las células eucariotas.

Plásmidos

Se encuentran en la mayoría de bacterias y son hebras de ADN bicatenario extracromosómico que se organizan en forma circular, tienen tamaños que van hasta mil kilopares de bases, pueden tener un bajo número de copias (1 a 10) o alto número de copias (10 a 100). Los plásmidos utilizan para replicarse la maquinaria cromosomal de replicación celular de la bacteria.

Los plásmidos se clasifican según sus propiedades en:

Plásmidos de resistencia: inactivan o impiden la entrada de moléculas dañinas para la bacteria como los antibióticos o metales pesados.

Plásmidos con propiedades metabólicas: tienen funciones de producción de metabolitos implicados en el metabolismo bacteriano como el de los carbohidratos o la fijación de nitrógeno.

Plásmidos que producen compuestos: intervienen en la interacción con el hospedero como la producción de toxinas o la infección de las bacterias en leguminosas.

Estructura de las bacterias variables

Flagelos

Los flagelos, como estructura de las bacterias, son los encargados de la movilidad bacteriana, son estructuras rígidas formadas por proteínas organizadas en forma helicoidal, de diámetro y longitud uniforme, son tan delgados que solo es posible verlos usando un microscopio electrónico.


Las partes del flagelo son: el cuerpo basal que es la parte que se une a la membrana plasmática en las bacterias Grampositivas y a la membrana externa en las bacterias Gramnegativas, el gancho es la porción media que está fija al cuerpo basal, finalmente el filamento es la porción externa y móvil del flagelo, tiene forma de hélice rígida.

El número y distribución de los flagelos son utilizados para su identificación, pueden presentar un solo flagelo ubicado en un extremo (monotricas), dos flagelos uno en cada extremo (anfitricas), en agrupaciones en uno o ambos extremos (lofotricas) o distribuidas sobre toda la superficie de la bacteria (peritricas).

Fimbrias y pilis

Estas estructuras de las bacterias son de forma filamentosa, se caracterizan por no tener funciones relacionadas con el movimiento, están conformadas por proteínas que se organizan en forma no helicoidal, con un diámetro menor de 8nm.

Su función se ha relacionado con la adhesión a receptores específicos de las células del hospedero en bacterias patógenas, siendo relevantes en el proceso de colonización en epitelios específicos como por ejemplo Neisseria gonorrohoeae, que tiene fimbrias que se adhieren específicamente a las células epiteliales de la uretra en el hombre y de la cérvix en la mujer.

Los pilis se encuentran de dos a tres por célula, suelen ser más largos y se relacionan con la conjugación entre bacterias, por esta razón se les denomina pilis sexuales, en el proceso de la conjugación dos bacterias se transfieren el material genético en forma de plásmido, siendo una la bacteria donadora y otra la receptora.

Cápsulas

Se ubican en el exterior de la pared celular, está formada generalmente por polisacáridos, aunque existen de naturaleza peptídica. Está relacionada con la virulencia de las cepas que la presentan, impidiendo su presencia la fagocitosis de la bacteria por las células de defensa del huésped; la pérdida de la cápsula produce la pérdida de virulencia en la bacteria.

La cápsula también provoca en el huésped la producción de anticuerpos, esta característica ha sido utilizada para la elaboración de vacunas.

Esporos

Finalmente para concluir este tema sobre estructura de las bacterias, destacar que los esporos se encuentra solamente en bacterias Grampositivas y es una estructura compleja que está formada por capas de proteínas y peptidoglicano, su función es proteger a la bacteria en situaciones extremas de temperatura, radiación, desecación y exposición a agentes químicos.

Bibliografía

Brock, M. (2007).

Pírez, M., Mota, M. (2008)

Prescott, Harley, Klein. (1999)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *