Diferencias entre bacterias y protozoos

Diferencias entre bacterias y protozoos, resumen o esquema comparativo

A nivel microscópico, muchos individuos pueden parecerse entre sí, dando la sensación de que se tratan de especies similares o por lo menos que pertenecen a la misma familia, pero gracias a las observaciones detalladas, complementada con estudios bioquímicos, fisiológicos, comportamentales y genéticos, se ha logrado diferenciar a muchos de estos grupos que conforman este maravilloso mundo. En nuestro caso desarrollaremos las diferencias entre bacterias y protozoos, dos grupos de organismos microscópicos que llevan una vida de manera diferente y además poseen una composición intra y extracelular con particularidades únicas de cada grupo.

¿Las bacterias y los protozoarios son procariotas o eucariotas?

La estructura celular de estos microorganismos son en esencia muy distintos entre ellos y es aquí donde surge una de las primeras diferencias entre bacterias y protozoos, las bacterias pertenecen al grupo de las células que carecen de componentes internos (núcleo, retículo endoplasmático, aparato de Golgi, etc) los cuales para poder funcionar deben estar delimitados por una membrana que los separe de los compuestos citoplasmáticos, es por ello que las bacteria se clasifican como células procariotas.

Por su parte, los protozoos son células que están bien estructuradas, poseen los organelos típicos rodeados por membranas, siendo uno de los más importantes la presencia de un núcleo verdadero, en donde está compactada la información genética y el ADN, razón por la cual los protozoos son eucariotas.

Diferencias entre bacterias y protozoos en relación a su forma y tamaño

Bacterias y protozoarios son organismos vivos microscópicos, pero poseen gran diferencia en su tamaño y formas, las bacterias son uno de los seres vivos más antiguos del planeta y se caracterizan por poseer uno de los tamaños más pequeños de la naturaleza, alcanzando un estimado de solo 0.5 a 3 micras. Por su parte, los protozoarios sobrepasan este tamaño, aunque también se encuentran ejemplares de longitudes iguales a las de algunas bacterias, su tamaño promedio va desde las 10 hasta las 50 micras de longitud.

Igualmente, las diferencias entre bacterias y protozoarios involucran las diversas formas fenotípicas que estos poseen, en las bacterias es común encontrar individuos con morfología circular comúnmente llamados cocos, también están los más alargados o bacilos, otras son llamadas vibrios y espirilos. Los protozoos poseen formas más complejas e incluso más variadas, entre ellos podemos mencionar formas de campanas, ovalados, de estrellas, alargados e incluso tienen forma irregular siendo el mayor ejemplo de ellos las amebas.

Envoltura celular de bacterias y protozoos

Las diferencias entre bacterias y protozoos también incluyen la estructura externa de la célula, una de las características del grupo de las bacterias es que están rodeadas por la pared celular, quien a su vez está constituida por peptidoglicano o mureína, estando este compuesto formado por aminoácidos y azúcares. Esta pared bacteriana le confiere a la célula resistencia contra la variación de presión osmótica, además de poder comunicarse con el medio donde habitan.

Los protozoos a diferencia de las bacterias no poseen esta capa exterior, por lo que su barrera defensiva la constituye la membrana plasmática, quien es también la encargada de realizar las interacciones de intercambio de elementos esenciales con el medio externo. Al carecer de pared celular, los protozoarios se tornan más flexibles, así mismo y a modo de protección estos pequeños seres vivos tienen a su alrededor una capa de glicoproteínas y azúcares que se denomina glucocálix.

Locomoción de bacterias y protozoos

Otra de las diferencias entre bacterias y protozoos se trata de las formas en que estos microorganismos se mueven, en el caso de las bacterias algunas son inmóviles, pero las que tienen capacidad de movimiento utilizan un sistema locomotor compuesto por flagelos, en las bacterias estos apéndices móviles están constituido por una proteína que se denomina flagelina.

Los protozoos se caracterizan por ser organismos móviles, y a diferencia de los organismos bacterianos lo pueden realizar por medios distintos dependiendo de la especie, incluso se han hecho clasificaciones en base al sistema locomotor que poseen. Se pueden observar individuos que se movilizan a través de prolongaciones del citoplasma que salen similares a brazos, estas prolongaciones reciben el nombre se pseudópodos, también hay especies que logran el desplazamiento a través de cilios, mientras que otros poseen estructuras más fuertes y largas como los flagelos, que en el caso de los protozoarios está constituido por microtúbulos.

Diferencias de bacterias y protozoos en la reproducción

En las diferencias entre bacterias y protozoos, la reproducción es uno de los mecanismos que se deben incluir, ya que los protozoos poseen la capacidad de reproducirse por la vía asexual y sexual, así mismo emplean mecanismos como la mitosis y la meiosis. Las bacterias poseen un solo tipo de reproducción que es asexual denominada fisión binaria, dando como resultado a dos unidades celulares, siempre recordando que las bacterias no pueden realizar los procesos de mitosis y meiosis.

La reproducción asexual de los protozoos es una de las vía más utilizadas por estos microorganismos, para ello cuenta con varios mecanismos. El primero de ellos es la fisión binaria, en la cual la célula se divide en dos células hijas, también está el proceso de gemación en donde a partir de una yema se comienza a formar un nuevo individuo, este proceso puede ser exógeno como la esquizogonia o endógeno que a su vez se puede dar por endodiogenia o endopoligenia, finalmente la reproducción asexual de los protozoos se puede dar por esporulación, proceso mediante el cual el protozoo pasa a ser un ooquiste; además de las funciones reproductivas, el ooquiste le proporciona resistencia ante condiciones adversas.

Con respecto a la reproducción sexual de los protozoos, encontramos que pueden realizar procesos como la conjugación, en la cual la información genética se intercambian entre los núcleos de los individuos participantes, también se encuentran la fusión o unión de gametos, es decir, la singamia, con sus dos variantes: isogamia y anisogamia.

Diferencias entre bacterias y protozoos mediante los procesos de nutrición

Las diferencias entre bacterias y protozoos también se basan en un factor en particular, y es la capacidad que poseen algunas bacterias de fabricar sus propios componentes a través de los procesos de biosíntesis, bien sea aprovechando la energía solar para realizar la fotosíntesis o a través de procesos químicos que llevan por nombre quimiosíntesis.

Los protozoos, en general, se consideran organismos heterótrofos, pues requieren alimentarse de otros seres vivos para obtener así sus nutrientes, la ingestión de los nutrientes por parte de los protozoos la realizan a través de varias vías, pueden tener estructuras que hacen la función de una boca, también por difusión a través de la membrana plasmática o por fagocitosis.

Referencias bibliográficas

– Abellón, J. (2016). El universo microscópico, un largo camino por descubrir. Revista Eubacteria; 35: 6-11.

– Acuña, A. (2012). Protozoarios intestinales patógenos. Disponible en: http://www.higiene.edu.uy/parasito/cong/protpat.pdf

– Cabrera, M. (2013). Protozoarios intestinales patógenos. Disponible en: http://www.higiene.edu.uy/parasito/cursep/ppat.pdf

– Montaño, N.; Sandoval, A.; Camargo, S.; Sánchez, J. (2010). Los microorganismos: pequeños gigantes. Elementos; 77: 15-23.

– Morejón, L.; Pardo, E. (2008). Texto de Microbiología I. Universidad Nacional Agraria. Disponible en: https://repositorio.una.edu.ni/2454/

– Pirez, M.; Mota, M. (2008). Morfología y estructura bacteriana. Disponible en: http://www.higiene.edu.uy/cefa/2008/MorfologiayEstructuraBacteriana.pdf

– Sánchez, M.; González, T.; Ayora, T.; Martínez, Z.; Pacheco, N. (2017). ¿Qué son los microbios?. Ciencia; 68: 10-17. Disponible en: https://www.amc.edu.mx/revistaciencia/images/revista/68_2/PDF/QueSonMicrobios.pdf