Diferencias entre bacterias y hongos, con esquema comparativo

Diferencias entre hongos y bacterias, cuadro comparativo, resumen o esquema

Los seres vivos de cualquier rango taxonómico, presentan características típicas únicas que los hace distinguir uno de otros, sin embargo, en ocasiones resulta difícil lograr separar a un grupo de ellos por simples características morfológicas, razón por la cual se hace necesario estudiarlos a fondo para así comprender cada detalle que abarca desde la constitución de su cuerpo y otros procesos fisiológicos. En nuestro artículo describiremos las diferencias entre bacterias y hongos más importantes que presentan entre ellos y estableceremos un esquema en forma de resumen con cada una de ellas.

Taxonomía. Dominios y reinos de las bacterias y hongos

Una de las primeras diferencias entre bacterias y hongos a la que haremos referencia se trata del dominio y reino taxonómico al cual pertenecen. Como ya se conoce, los seres vivos se clasifican en diferentes grupos taxonómicos de acuerdo a sus características morfológicas, fisiológicas y filogenéticas de manera de obtener un orden adecuado de cada especie, estando bacterias y hongos inmersos en grupos diferentes.

Al utilizar el sistema de tres dominios encontraremos que las bacterias conforma un dominio aparte denominado Bacteria, siendo este dominio uno de los más primitivos de todos los seres vivos, conteniendo en él varios linajes de bacterias diferentes. Por su lado los hongos se encuentran incluidos dentro del dominio de los organismos eucariotas que lleva por nombre Eukarya, de igual manera, en la clasificación de los 7 reinos bacterias y hongos están incluidos en reinos separados llamándose reino Bacteria para las bacterias y para el reino de los hongos se le designó el nombre Fungi.

Tipo de células de bacterias y hongos

Las diferencias entre bacterias y hongos abarca el tipo de célula de acuerdo a sus características, en las bacterias se considera que son de tipo procariota, ya que en ella se ausenta las membranas internas que puedan recubrir algunos orgánulos, siendo el más importante y evidente la ausencia de una membrana que recubra el núcleo por lo que en las bacterias se le denomina nucleoide.

En comparación, las células de los hongos se consideran eucariota puesto que presenta todas las características principales, en los cuales destaca la presencia de un núcleo delimitado por membranas junto con otros organelos.

Diferencias entre bacterias y hongos en la composición de la pared celular

La pared bacteriana de estos organismos están conformados por distintos elementos bioquímicos, por lo que se considera una de las diferencias entre bacterias y hongos, en el caso de las bacterias tanto Gram positiva como Gram negativa el principal componente de la pared es el peptidoglicano, siendo de mayor grosor en las Gram positivas que en las Gram negativas.

En el caso de los hongos, la pared celular posee una composición de diferentes biomoléculas, los cuales varían de acuerdo al tipo de hongo que se observe. De manera general, la composición de la pared celular de los hongos se representa por una porción de glicoproteínas, glucanos y un importante porcentaje de quitina (que está ausente en las bacterias), aunque en las células de la levadura la quitina está en menor proporción. La pared celular de los hongos es un componente importante que les ayuda a mantener y soportar los procesos osmóticos y la permeabilidad celular.

Diferencias reproductivas

Otras de las diferencias entre bacteria y hongos se trata del sistema reproductivo que estos poseen, en el caso de las bacterias tienen una reproducción o sistema de tipo asexual, las cuales al estar en un medio favorable para su crecimiento dan inicio a su fase de multiplicación celular, a través de la fisión binaria, en donde la célula microbiana da vida a dos células con las mismas características que la célula inicial.

En el caso de los hongos la reproducción se puede dar por vías alternativas que son por la vía sexual o asexual, todo esto dependiendo de la especie de hongo. Dentro de la vía asexual los hongos también presentan varios mecanismos, entre ellos podemos mencionar la producción de esporas, que pueden ser internas o externas, si son internas estas pueden ser inmóviles o con movimiento, por lo que son llamadas esporangiosporas y zoosporas respectivamente. En la misma línea de reproducción asexual, los hongos pueden realizar este proceso mediante mecanismos como la fisión horizontal, fragmentación y gemación.

De igual manera, y dentro de las diferencias entre bacterias y hongos que mayor peso tienen en la etapa reproductiva, son los procesos complejos de reproducción sexual de los hongos, quienes pueden realizar este proceso a través de mecanismos que se conocen como plasmogamia, cariogama y dicariofase.

Referencias bibliográficas

– Cabral, E.; Sobrado, S.; Romero, F. (2013). Hongos. Diversidad vegetal.

– Conde, C.; Canto, B.; James, A. (2004). La vida sexual de los hongos (y su clave molecular). Ciencia: 64-69.

– Kuhar, F.; Castiglia, V.; Papinutti, L. (2013). Reino Fungi: morfologías y estructuras de los hongos. Revista Boletín Biológica; 28:11-18.

– Morejón, L.; Pardo, E. (2008). Texto de Microbiología I. Universidad Nacional Agraria. Disponible en: https://repositorio.una.edu.ni/2454/

– Pirez, M.; Mota, M. (2008). Morfología y estructura bacteriana.

– Pontón, J. (2008). La pared celular de los hongos y el mecanismo de acción de la anidulafungina. Revista Iberoamericana de Micología; 25: 78-82.

– Sánchez, M.; González, T.; Ayora, T.; Martínez, Z.; Pacheco, N. (2017). ¿Qué son los microbios?. Ciencia; 68: 10-17. Disponible en: https://www.amc.edu.mx/revistaciencia/images/revista/68_2/PDF/QueSonMicrobios.pdf