Estás aquí: Inicio » Ciencias naturales » Células madres, qué son, tipos y su utilidad médica

Células madres, qué son, tipos y su utilidad médica

Células madres
© Paradais Sphynx

En la investigación científica, la búsqueda de nuevas técnicas y tratamientos que contribuyan a mejorar y perfeccionar la calidad de vida de las personas es un tema que todos los días recibe la atención de los investigadores, surgiendo así números avances en diversas áreas de la salud. Entre los avances que han despertado mayor interés y controversia por sus implicaciones políticas, religiosas y éticas es el uso de las células madres, en nuestro artículo describiremos de qué se trata esta terapia celular, su origen, su clasificación, así como su potencialidad para su uso y beneficio en diferentes especialidades médicas.

¿Qué son las células madres?

Las células madres o células troncales como también se le conocen, son células que tienen la capacidad de dividirse las veces que sean necesarias a través de procesos mitóticos y desarrollar mediante procesos de diferenciación celular, nuevas células especializadas que son morfológica y fisiológicamente funcionales en cualquier parte del ser, es decir, constituyen el linaje celular base para la generación de todos los tipos de células que conforman un individuo.

La historia del uso del término de células madres es extensa, en primera instancia se utilizó para explicar los procesos evolutivos y filogenéticos de los seres vivos, pero el mismo autor, el biólogo alemán Ernst Haeckel para el año de 1877, también utilizó este término para referirse a los procesos ontogenéticos, destacando la relevancia de las células que desencadenan el desarrollo embrionario.

Estudios y revisiones posteriores indican que el término células madres también se indican en las publicaciones de científicos como Valentin Häcker y Theodor Boveri, quienes trabajaban en estudios embrionarios, pero fue Edmund B. Wilson para el año 1896 quien popularizó su denominación, pero en el mismo sentido que el realizado por los autores anteriores, posteriormente el término fue renovándose con nuevos avances y descubrimientos para finalmente concederle la definición moderna a la propuesta por Till y McCulloch en sus trabajos en los años de 1961 a 1964.

Tipos de células madres

Durante el estudio y desarrollo de las terapias celulares, se han clasificado en dos tipos principales atendiendo la procedencia de las mismas, las cuales describiremos a continuación.

Células madres embrionarias

Este tipo célula madre es una de las más importantes y consideradas de primer orden por su alto potencial para desarrollar otro tipo de células, también son las más cuestionadas y controvertidas por el origen de ellas. Como su nombre lo indica, las células madres embrionarias son aquellas células pluripotenciales que dependiendo de los estímulos necesarios son capaces de generar cualquier tipo de célula que conforme al individuo, tienen su origen o derivan directamente del embrión, específicamente son extraídas de la fase de blastulación, en donde el embrión recibe el nombre de blastocisto.

Células madres adultas

Durante el proceso de la embriogénesis y la posterior formación del individuo, las células que lo conforman van adquiriendo madurez y diferenciación de acuerdo a los tejidos o grupo de células del cual formarán parte; sin embargo, siempre quedan células que poseen la capacidad de dividirse para formar, reemplazar o renovar otras que sean necesarias en caso de algún daño, a estas se las conoce con el nombre de células madres adultas o somáticas.

Actualmente se conocen varias tipos de células madres adultas, las cuales se encuentran distribuidas en varios tejidos del cuerpo, un ejemplo clásico son las hematopoyéticas o células madres de la médula ósea, las cuales generan las células que componen la sangre como lo son los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas.

De igual manera las células madres se pueden clasificar por la potencialidad que ellas tienen para desarrollar un nuevo linaje de células, quedando clasificadas conforme se detalla en los siguientes párrafos.

Células totipotentes

Son aquellas que poseen el rango más alto de potencialidad celular, esto debido a que poseen la capacidad de generar células de tipo embrionario y extraembrionario, por lo que pueden originar a un individuo completo con todos sus tejidos. En este caso la célula totipotencial es el huevo o cigoto hasta su etapa de mórula.

Células pluripotenciales

Estas células de menor rango que las anteriores, tienen la capacidad de generar cualquier tejido del organismo, pero no un individuo completo. Este linaje celular se encuentra en la fase de blastocito de la etapa embrionaria, motivo por el cual también son llamadas células madres embrionarias.

Células multipotenciales

Siguiendo el nivel de decrecimiento de potencialidad encontramos a las multipotentes, quienes tienen un mayor grado de madurez, es decir, de especialización, estas células son capaces de generar solo algunos tipos de diferentes células dependiendo de la capa embrionaria que provengan. En este nivel suele estar las células madres adultas, aunque en los últimos años se ha encontrado que estas podrían generar varios tipos pasando a formar parte de las pluripotenciales.

Utilidad de las células madres

Su estudio es un avance científico de gran importancia, que a pesar de las controversias ha suscitado gran interés por todas las posibles aplicaciones en el campo de la medicina que podría tener. Ya se han obtenido resultados concretos en algunos aspectos, tal como sucede con el tratamiento contra un tipo de cáncer como la leucemia, el trasplante de médula ósea en el que se confiere al individuo de nuevas células sanas, que reemplazaran a las células enfermas y ayudarán a fortalecer a las que se puedan recuperar.

En este mismo orden se siguen realizando investigaciones para el uso de las células madres como terapias de reemplazo celular o lo que también se conoce como medicina regenerativa, lo que ayudaría a encontrar soluciones contra algunas enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedad de Parkinson y también en la regeneración de órganos y tejidos dañados.

Otra línea de investigación en la que podría ser útil es en la rama farmacéutica, en la cual se pueden probar efectos secundarios o tóxicos de algunos fármacos, en los cuales la metodología convencional no es tan eficiente, por lo que se podrían crear nuevas formulaciones con un nivel de seguridad más elevado.

Biografía

  • Arias, M.; Felmer, R. (2009).
  • Camacho, J.; Camacho, L.; Gómez, N.; Camacho, V.; López, K.; García, H. (2017).
  • Mata-Miranda, M.; Vázquez-Zapién, G.; Sánchez-Monroy, V. (2013).
  • Pérez, M. (2009).
  • Prósper, F.; Verfaillie, C. (2003).
  • Quesada, L.; León, C.; Fernández, S.; Nicolau, E. (2017).
  • Ramalho-Santos, M.; Willenbring, H. (2007).

Tal vez te interese este artículo: Diferencias entre célula animal y vegetal