Célula como unidad básica de los seres vivos, funciones vitales

Célula como unidad básica de los seres vivos
Célula como unidad básica de los seres vivos

La célula es considerada como el menor elemento de tamaño con vida y, por tanto, la unidad morfológica y funcional básica de la que constan todos los seres vivos. Por eso podemos afirmar que la célula como unidad básica de los seres vivos es lo que confiere a los organismos su naturaleza.

Vamos a ver un poco más en profundidad todas las características de la célula como unidad básica de los seres vivos.

Célula como unidad básica de los seres vivos, morfología

Atendiendo a su morfología, la célula posee varias partes: membrana, citoplasma y núcleo.

Membrana celular: la membrana de la célula como unidad básica de los seres vivos está compuesta de unas sustancias llamadas fosfolípidos; esta membrana es la encargada de separar el exterior del interior y de mantener el orden interno de la célula.

Citoplasma celular: el citoplasma de la célula como unidad básica de los seres vivos es una especie de sustancia viscosa que se encuentra situada por dentro de la membrana celular y que rodea al núcleo. Está compuesto de agua, proteínas, lípidos, hidratos de carbono y otras sustancias. En él se encuentran «flotando» diversos orgánulos celulares. Estos orgánulos, ribosomas, lisosomas, retículo endoplasmático, entre otros… Cada uno de ellos cumple una función específica dentro de la célula, pero ese no es el tema que nos ocupa ahora.

Núcleo: El núcleo se encuentra en el centro de la célula. Además de proteínas, contiene el ADN, que junto con las dichas proteínas y otras sustancias conforman los cromosomas, en cuyos genes está escrita nuestra historia. El núcleo de la célula como unidad básica de los seres vivos está rodeado de una membrana nuclear doble, cuya función es aislar al núcleo del citoplasma.

Célula como unidad básica de los seres vivos, fisiología

Fisiológicamente hablando en su interior se realizan funciones vitales. Podemos asegurar sin ningún género de duda que la célula como unidad básica de los seres vivos es sencillamente esencial. Las células se agrupan para formar tejidos.

En los seres vivos hay una gran variedad de tejidos y cada uno de ellos están específicamente «diseñados» para formar órganos. Estos órganos a su vez van a formar los sistemas. Veamos un ejemplo: las células nerviosas que se agrupan para formar el tejido nervioso, que a su vez formará la estructura cerebral y el resto del sistema nervioso de los seres vivos.

Célula como unidad básica de los seres vivos, genética

Antes ya hemos dado una pequeña pincelada acerca del ADN. Como sabemos, el ADN es el pilar básico de la genética de todos los seres vivos y se encuentra contenido en el núcleo de la célula. Gracias a este ADN es posible la reproducción celular que dará lugar a otra célula igual a ella, ya que es ahí donde se encuentra almacenado todo el material genético.

En consecuencia, como unidad genética contiene el material hereditario y como unidad de origen, por el hecho de que las células provienen de otras mediante división.

Organismos unicelulares y pluricelulares

Vamos a establecer las diferencias entre estos dos tipos de organismos y las particularidades de cada grupo: nutrición, multiplicación…. Partimos del hecho de que la célula como unidad básica de los seres vivos es lo más importante. Lo que los diferencia es el número de células que los componen.

Organismos unicelulares: los organismos unicelulares, como su propio nombre indica, son aquellos formados por una sola célula que es la encargada de realizar todas las funciones. ¿Cómo se nutren estas células? lo hacen por difusión; es por este motivo por el cual las células unicelulares suelen ser alargadas, para aumentar su superficie de absorción.

Los organismos unicelulares son considerados más primitivos que los pluricelulares, pero son capaces de relacionarse y de moverse gracias a las fimbrias y los flagelos. Gracias a los movimientos ondulantes de estas estructuras, los organismos unicelulares se desplazan.

La multiplicación se realiza por un mecanismo sencillo de bipartición, mediante el cual la célula literalmente se «parte» en otra igual a ella. Es el más habitual, aunque también hay otros, como la gemación o la fisión binaria.

Se pueden encontrar en el reino Moneras, Protoctista y reino Hongos.

Organismos pluricelulares: Si los organismos unicelulares están formados por una sola célula, es lógico que los pluricelulares estén formados por gran cantidad de ellas. La particularidad es que todas provienen de una misma célula madre. Entonces, ¿por qué no son todas iguales? Pues porque a pesar de contener el mismo ADN, mientras se desarrollan, se van diferenciando, adquiriendo distintas habilidades que las harán formar distintos tejidos, órganos, sistemas…

La nutrición en estos organismos será autótrofa, lo que significa que el organismo es capaz de fabricar su propio alimento; o heterótrofa, esto significa que el organismo pluricelular necesita «colonizar» a otros para nutrirse de ellos.

La multiplicación celular de los organismos pluricelulares se realiza por mitosis o por meiosis. Lo que diferencia un modo del otro es que la meiosis es el método por el que se reproducen las células sexuales, que también reciben el nombre de gametos.

Se pueden encontrar en el reino Animalia, Plantae , hongos y algas.

¿Cuáles son las funciones vitales en las células?

Visto lo anterior podemos sacar las siguientes conclusiones de la célula como unidad básica de los seres vivos, desde el punto de vista de las funciones vitales:

Nutrición celular:  Las células mediante determinados procesos obtienen la materia y energía que necesitan para desarrollar sus funciones vitales.

Relación celular: Como su nombre indica, las células obtienen información y se relacionan.

Reproducción celular: La célula madre se divide dando lugar a células hijas. En organismos unicelulares se originan nuevos individuos; en los pluricelulares se incrementa el número de células haciendo posible el crecimiento del individuo, o la renovación de aquello que se hubiese dañado.