Tejidos animales, tipos y funciones

Tejidos animales
Tejidos animales

Introducción tejidos animales

Los animales están compuestos por un complejo sistema de células, las cuales pueden especializarse y verse en su conjunto con un mismo patrón, lo que implica que también son capaces de realizar una misma función, motivo por el cual a este sistema celular se le conoce con el nombre de tejidos. En este artículo abordaremos los distintos tipos de tejidos animales, es decir, aquellos que componen a un animal pluricelular. Si te interesa conocer el tejido vegetal puedes acceder mediante este enlace.

La formación de estos tejidos animales se origina a través de una célula madre o también llamada cigoto, la cual se dividirá hasta formar millones de células iguales a la célula inicial desde el punto de vista genético que darán paso a la formación del organismo, esta propiedad de división y especialización en un tipo celular se le denomina totipotencia.


Tipos de tejidos animales y sus funciones

Podemos encontrar cinco tipos de tejidos animales, los cuales son el epitelial, el conectivo, muscular, nervioso y sanguíneo, cada uno de ellos presenta diferentes subdivisiones y especializaciones.

Tejido epitelial

Podemos definir a este tipo de tejido como aquel conjunto de células que están muy unidas entre sí, formando capas de manera uniforme. Posee básicamente dos funciones que son la de recubrir todas las partes del organismos, dando protección al mismo como en el caso de la piel y la función secretora, la cual como su nombre indica secretan sustancia para el buen desempeño del cuerpo del animal, este tejido secretor es el que le da forma a lo que conocemos con el nombre de glándulas.

A su vez, entre los tejidos animales, el epitelio lo podemos dividir de la forma siguiente:

Epitelio estratificado: está conformado por varias capas celulares, este epitelio lo encontramos en la piel de los animales, además presenta en su última capa células cargadas de queratina.

Epitelio columnar ciliado: este tipo de tejido lo podemos encontrar recubriendo las fosas nasales y tiene como función la absorción de sustancias.

Epitelio columnar simple: se encuentra en el intestino y es el encargado de secretar los jugos que ayudan a mejorar la digestión.

Epitelio escamoso: el epitelio escamoso es el que posee la capa más delgada de células. Los vasos sanguíneos y los pulmones están constituidos por este tipo de tejido, por lo que su función está adecuada al intercambio de sustancias.

Epitelio cúbico: este epitelio lo conforman las células cubicas y se encuentran en las glándulas, motivo por el cual la función que cumplen es la elaboración y secreción de sustancias, tanto de las glándulas endocrinas como las exocrinas.

Tejidos conectivos

Se considera como tejido conectivo a aquellos tejidos animales que tienen como función sostener, unir y proteger algunas partes del cuerpo. Presentan la particularidad que secretan sustancias a los espacios intercelulares, es decir, en los espacios entre célula y célula que son dejados por ellas mismas, y que son utilizadas para ayudar en las funciones anteriormente mencionadas, ya que pueden contener sustancias fibrosas. El tejido conectivo se puede dividir a su vez en tejido conjuntivo, cartilaginoso y óseo.

Tejido conjuntivo: se encuentra formado por el tejido conjuntivo laxo, elástico y fibroso. El conjuntivo laxo lo componen un mayor número de células y menos fibras, por lo que es más flojo derivando de allí su nombre, se encuentran bajo la piel para dar soporte a la epidermis. El conjuntivo elástico es aquel que posee una alta capacidad elástica por la presencia de elastina, este tipo de tejido lo podemos encontrar en los vasos sanguíneos pulmones y bronquios. Mientras que el tejido fibroso está formado por una alta cantidad de fibras de colágeno, por lo que puede resistir al estirado, este tejido está presente en lo tendones y cuerdas vocales.


Tejido cartilaginoso: el cartilaginoso tiene la característica de ser fuerte y flexible, al formar parte del esqueleto tiene la función de dar soporte algunas estructuras corporales. Lo podemos encontrar en el tabique nasal, tráquea, en el pabellón de las orejas y en los extremos de los huesos.

Está formado por una serie de células llamadas condroblastos las cuales se encuentran inmersas en el colágeno que ellas mismas secretan. Este tejido lo pueden conformar tres tipos de cartílagos que son: cartílago hialino, cartílago fibroso y cartílago elástico.

Tejido óseo: tiene como función dar soporte al cuerpo de los animales vertebrados (accede a información sobre vertebrados), ya que su matriz intercelular está formada por sales minerales, a medida que se depositan y se precipitan forman el fosfato de calcio y magnesio, que junto al colágeno dan rigidez y resistencia. Los osteoblastos y los osteocitos son los tipos celulares que conforman este tejido.

El óseo se puede dividir en dos tipos que son el óseo compacto, el cual está presente en la parte externa de todos los huesos así como en la diáfisis de los huesos largos como el fémur, mientras que el tejido óseo esponjoso lo podemos encontrar formando la parte interna de los huesos cortos y planos, también en la epífisis de los huesos largos.

Tejido muscular

El tejido muscular está formado células que poseen una forma alargada llamada fibras, y en la región intracelular se pueden observar las miofibrillas compuesta por actina y miosina, las cuales tienen la capacidad de contraerse.

Su función es proporcionar movimiento al organismo tras la acción de contracción y relajación, estos tejidos animales también se pueden dividir en tres tipos que son tejido muscular liso, estriado y cardiaco.

Tejido nervioso

Está conformado por una intrincada red de células entrelazadas, que tienen como función recibir y transmitir información para que se produzca el buen funcionamiento de del sistema respiratorio, digestivo endocrino entre otros. Las células que conforman este tejido son las neuronas y junto a ellas podemos encontrar a las denominadas células de cohesión o células de la glía; estas células al juntarse conforman lo que se conoce como el sistema nervioso central y periférico que comprende la médula ósea y el encéfalo para el primero, mientras que para el periférico están los nervios y ganglios.

Tejido sanguíneo

La sangre es un fluido que se considera tejido ya que está conformado por células y sustancias intercelulares. En este tejido podemos encontrar el plasma sanguíneo en el cual están inmersos nutrientes disueltos como glucosa y proteínas de un alto valor estratégico como la albúmina, gammaglobulina y fibrinógeno. La parte celular está compuesta por los glóbulos rojos que son los encargados de transportar el oxígeno para llevarlo a los demás tejidos animales, glóbulos blancos cuya función es proporcionar protección contra la invasión de algún patógeno al animal y las plaquetas que se encargan de la coagulación sanguínea ante cualquier evento en el que pueda ocurrir alguna pérdida de la misma.

Referencias sobre tejidos animales

  • De Juan, J. (1999)
  • De Marco, S.; Equiza, A.; Marcangeli, J.; García, M. (2019)
  • García, L. (2011)
  • Johnson, W.; Delanney, L.; Williams, E.; Cole, T. (1969)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *