Taliáceos, clase (Thaliacea), características y ciclo de vida

Taliáceos, clase Thaliacea, cuadro resumen
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Los mares y océanos del planeta presentan una gran riqueza en cuanto a la composición planctónica que hace vida en ella, podemos encontrar una gran variedad de especies tanto integrantes del fitoplancton como del zooplancton, estando los animales representados por una gran diversidad pertenecientes a distintos Phylum en donde se incluyen desde estadios larvarios, juveniles y adultos. En el subfilo urocordado hay unos animales de pequeño tamaño y aunque tienen cierto parecido a las ascidias, poseen características distintivas dentro del grupo, razón por la cual han sido clasificados en una clase aparte, esta clase recibe el nombre de taliáceos (Thaliacea).

La clase Thaliacea, taxonómicamente, pertenece al filo de los cordados, está compuesto por 7 familias, 25 géneros y un poco más de 70 especies, coloquialmente son llamadas salpas y forman parte del plancton, a continuación nombraremos las características representativas de este grupo incluyendo los procesos de alimentación, reproducción con ejemplos de especies pertenecientes a este grupo.

Características de los taliáceos

Como ya se mencionó los taliáceos son parte del plancton presente en todos los mares, la mayoría con tamaños de apenas unos centímetros, mientras que otros que presentan un tipo de vida colonial pueden superar con facilidad los 10 metros. El cuerpo de los taliáceos tiene una forma particular que al igual que las ascidias tienen dos sifones, pero estos se encuentran en los polos opuestos de su cuerpo, es decir uno en la parte anterior y el otro en la posterior, cumpliendo la función de permitir la entrada y salida del agua, aprovechando alguno de ellos esta función para la movilidad mediante un efecto de propulsión a chorro, además de capturar las partículas alimenticias.

Taliáceos, clase Thaliacea

La descripción de cuerpo de los taliáceos es relativamente simple, con forma cilíndrica a modo de tonel, gelatinoso y transparente, algunos de ellos pueden irradiar luz (bioluminiscentes), a través de su cuerpo se observan las bandas musculares que los rodean, siendo estas las encargadas de realizar los procesos de contracción para hacer pasar el agua por los sifones, de igual forma se puede observar las vísceras que forman una masa compacta en posición ventral, siendo estas de colores vivos generalmente amarillentos. Mantienen las hendiduras faríngeas que son variables en número de acuerdo a las especies, de igual forma como en las ascidias secretan una túnica celulósica que los reviste por lo que también son llamados tunicados, no poseen cola y la notocorda solo es visible en las etapas embrionarias.

Ubicación geográfica y estilos de vida de los taliáceos

Como ya hemos mencionado la clase Thaliacea es de hábitos planctónicos, por lo que son arrastrados por las corrientes de los mares y océanos, haciendo que se encuentren especies en todas las aguas marinas del planeta, con frecuencia son ubicados en las aguas cálidas tanto de las zonas costeras a baja profundidad como las oceánicas, pero algunas especies ya hacen vida en las regiones templadas y polares. Estos animales pueden encontrarse tanto de vida libre, sobre todo las de los órdenes Doliolida y Salpida, como formando colonias, caso típico de los ejemplares del orden Pyrosomida.

Alimentación de los Thaliacea

La alimentación de los taliáceos se basa en un gran porcentaje en el consumo de fitoplancton, por lo que son llamados animales fitoplanctófagos, la captación de alimento la realizan a través de procesos de filtración en donde a través de una red mucosa que produce el endostilo son retenidas las partículas.

Este grupo es conocido por ser excelentes filtradores, incluso pueden superar a otros tunicados como las ascidias y algunos crustáceos como copépodos filtradores, son capaces de retener partículas menores a 50 μm llamadas nanoplancton. Con esta capacidad de filtración pueden florecer rápidamente consumiendo grandes cantidades de alimento, por lo que pueden desplazar a otros grupos por dejarlos sin alimento, por ejemplo peces planctófagos, esto podría generar un desbalance que también afectaría a las especies carnívoras.

Proceso reproductivo

A pesar de su simplicidad morfológica, la reproducción de los taliáceos es algo compleja encontrándose en su ciclo de vida fases sexuales y asexuales.

A la fase sexual se la denomina blastozooide y a su contraparte asexual como oozoide, este oozoide formará a los blastozooides mediante la generación de yemas, mientras que los blastozooides darán origen a los oozoides mediante la generación de un cigoto en la fase sexual. A este ciclo se le conoce con el nombre de alternancia de fase solitaria y fase colonial, ya que los blastozooides que se generan de los estolones de la fase asexual salen encadenados formando una colonia que posteriormente se desprenderá. La fecundación durante la fase sexual ocurre internamente, siendo estos animales hermafroditas de tipo protógino y no se autofecundan.

Ejemplos de organismos taliáceos

Como ya hemos hecho mención, los taliáceos se clasifican en tres órdenes principales que son Doliolida, Salpida y Pyrosomida, a continuación describiremos algunos ejemplares representativos de estos órdenes.

Doliolum denticulatum: perteneciente al orden Doliolida, es una especie típica en forma de barril con un tamaño de 3 a 6 mm, los sifones (tanto inhalantes como exhalantes) se encuentran dispuestos en cada extremo. Son transparentes y se denotan las bandas musculares (8) dispuestas transversalmente en forma anular. Su distribución es amplia, por lo que ha sido reportado en todos los mares y océanos del planeta.

Salpa fusiformis: es una de las especies que ha tenido mayor expansión, por lo que se le denota como especie cosmopolita, son organismos que se pueden encontrar solitarios o formando colonias. Tienen un tamaño que puede alcanzar los 5 cm individualmente a más de 1 metro formando colonias. Las bandas musculares (6) son anchas, con túnica gruesa y lisa o uniforme.

Pyrostremma spinosum: como parte del orden Pyrosomida, se caracteriza por ser un organismo colonial, que puede llegar a medir hasta 20 metros de longitud. La forma de la colonia es cilíndrica con una sola abertura, con los zooides dispuestos de tal manera que el sifón inhalante tenga contacto con el exterior, mientras que el sifón cloacal hacia el interior de la colonia, su distribución también es cosmopolita.

Referencias

– Bersovine, D. (2018). Tunicados planctónicos (Appendicularia y Thaliacea) del Caribe venezolano. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias, Escuela de Biología. 75 páginas.

– Daponte, M. (1994).Familia Salpidae (Tunicata, Thaliacea) con especial énfasis en aspectos de la reproducción. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Universidad de Buenos Aires.

– Silver, M. (1975). The habitat of Salpa fusiformis in the California Currentas defined by indicator asscmblagesl. Limnology and Oceanogrphy; 20: 230-237.

– Zoppi, E. (2003). Hemicordados, Cordados y Quetognatos. En Marisol Aguilera (Ed.), Biodiversidad en Venezuela (pp.522-533). Caracas, Venezuela: ExLibris.