Sistema inmunitario de los animales (vertebrados e invertebrados)

Sistema inmunitario de los animales
El sistema inmunitario de los animales es aquel que está encargado de dar protección y defensa contra ciertos agentes que quieran invadir, instalarse y reproducirse en los animales. Estos agentes extraños podrían causar enfermedades al cuerpo del animal, ya que pueden usar moléculas que causan daños, con el fin de lograr su objetivo. Estas moléculas se conocen con el nombre de antígenos.

El sistema inmunitario de los animales tiene una larga historia evolutiva, siendo el mismo muy importante para los animales vertebrados e invertebrados. Este sistema posee la capacidad de reconocer las sustancias y moléculas propias de los organismos. Por lo que ayuda a mantener la homeostasis y el equilibrio celular. También puede reconocer alteraciones propias del organismo, por lo que actúa para controlar y evitar la aparición de enfermedades degenerativas.

Sistema inmunitario de los animales invertebrados

Aunque algunos animales invertebrados son considerados simples por su conformación celular, también poseen sistema inmunitario para su defensa. El sistema inmunitario de los animales invertebrados está compuesto por la defensa celular, también conocida como inmunidad innata. igualmente poseen inmunidad humoral, que aunque muy limitada, les ha servido para sobrevivir a lo largo de los años y ser los animales con mayor presencia en el planeta

La inmunidad innata de los animales invertebrados está compuesta por células que dependiendo de su ubicación recibirán su nombre. Estas células tienen como función atrapar a organismos patógenos, los cuales son destruidos dentro de estas células en compartimientos especiales (ejemplo: fagolisosomas), antes de que pueda dañar al animal hospedador. Esta función celular es conocida con el nombre de fagocitosis. Para realizar esta función el sistema inmunitario de los animales invertebrados poseen los hemocitos y celomocitos.

Algunos animales como los tunicados (ver urocordados ), también poseen en su sistema inmunitario un mecanismo mediante el cual pueden eliminar a los patógenos. Este mecanismo se conoce con el nombre de complemento, el cual consiste en ordenar varias moléculas que se activarán en forma de cascada, hasta formar un complejo que eliminara al organismo invasor. Algunas de estas moléculas son las mismas que se encuentran en los vertebrados.

Como se mencionó anteriormente, el sistema inmunitario de los animales invertebrados contienen moléculas de la inmunidad humoral. Estos componentes que algunos autores consideran como inmunidad humoral de los invertebrados, está compuesto por los péptidos antimicrobianos (PAM), las lisozimas, lectinas y el sistema fenoloxidasa. Dichas moléculas, tienen un gran papel para eliminar y combatir las infecciones que se puedan producir. (si deseas conocer mejor a los invertebrados, en este enlace encontrarás mucha información)

Sistema inmunitario de los animales vertebrados

Con respecto al sistema inmunitario de los animales vertebrados, es de destacar que es mucho más complejo que los presentados en los invertebrados. En estos animales podemos dividir claramente el sistema en dos que son el sistema inmunitario innato y el adaptativo.

Innato

El sistema inmunitario innato de los vertebrados está compuesto por varios mecanismos de defensa. Estos mecanismos son barreras anatómicas, fisiológicas, las mediadas por células y el proceso inflamatorio.

En cuanto a las barreras anatómicas, encontramos a la piel, la cual sirve como protección y barrera física para prevenir la entrada a los organismos patógenos. De igual manera en esta línea también se debe nombrar a las mucosas, las cuales están cubiertas de células que tienen la capacidad de generar moco y otras sustancias como saliva y lágrimas. Estas secreciones tienen como función atrapar a los patógenos para ser eliminados por efecto de lavado.

La temperatura y el pH están entre las barreras fisiológicas. La temperatura que tienen algunos animales no es apta para el crecimiento de otros organismos que quieran invadir su cuerpo, por lo que en algunos casos cuando el patógeno logra entrar, el cuerpo reacciona aumentando su temperatura o lo que comúnmente se conoce como fiebre. En esta barrera también se encuentra el bajo pH que resulta nocivo para un gran número de patógenos. Este bajo pH lo podemos encontrar en los jugos gástricos.

También en el el sistema inmunitario de los animales vertebrado se contempla la defensa a través de células especializadas, capaces de destruir patógenos por vía de la fagocitosis y endocitosis. Los tipos celulares que realizan estas funciones son los monocitos, neutrófilos y macrófagos.

Finalmente, el sistema inmunitario innato cierra con los procesos inflamatorios, en el cual hay una secreción de líquido vascular, que posee proteínas con capacidad de eliminar bacterias, además induce a la migración de las células que pueden fagocitar.

Adaptativo

En el sistema adaptativo, los animales han desarrollado células y componentes celulares que permiten el reconocimiento específico de muchos antígenos. Además de otorgarles memoria inmunológica a los individuos, es decir, tiene la capacidad de recordar a los agentes patógenos a los que ya se ha enfrentado, logrando así, una mayor y mejor repuesta para combatirlos.

El sistema inmunitario de los animales vertebrados, también ha desarrollado órganos linfoides primarios y secundarios, en los cuales se producen, crecen, maduran y se lleva a cambio las interacciones antígeno anticuerpo. La médula ósea, el timo, y la bolsa de Fabricio (que es exclusiva de las aves), los tenemos entre los órganos primarios. Como órganos secundarios están el bazo, ganglios linfáticos, placas de peyer, entre otras.

Los linfocitos B y los T son el tipo celular del sistema inmunitario adaptativo de los vertebrados. Estas células tienen en su membrana receptores específicos contra antígenos. Estos receptores (TcR y BCR) son los que conocemos con el nombre de anticuerpos. Igualmente estos anticuerpos, son llamados inmunoglobulinas, por su estructura química. Hay diferentes tipos de inmunoglobulinas, las cuales han venido evolucionando a lo largo del tiempo, las principales inmunoglobulinas animales son la IgY, IgM, IgG, IgE e IgD.

Es necesario destacar que el sistema inmunitario de los animales, actúa de manera coordinada para efectuar una respuesta que pueda eliminar la infección. Por lo que en animales vertebrados (más información sobre los vertebrados) que poseen los dos tipos de inmunidad, trabajan secuencialmente y así brindar una mejor protección.

Autores consultados

– Anton, Y.; Salazar-Lugo, R. (2009)

– Lanz-Mendoza, H. (2016)

– Lanz-Mendoza, H.; Hernandez, S. (2015)

– Montaño-Perez, K.; Vargas-Albores, F. (2001)