Animales procordados: ascidias y anfioxos

Animales procordados

El filo de los Cordados abarca multitud de formas de animales que habitan en cualquier parte del mundo, a su vez comprende tres subfilos: Tunicados o Urocordados, Cefalocordados y los Vertebrados. Los Procordados, también denominados acráneos, integra a los dos primeros subfilos.

El grupo de procordados es considerado como el precursor de los vertebrados, en la medida de que a estos últimos se los considera animales  cordados más avanzados.

Existen especies móviles y otras sésiles, determinadas formas llevan una vida individual y otras se asocian en colonias. Los procordados móviles generalmente adquieren formas pisciformes, aunque también adoptan otras estructuras morfológicas. Las especies sésiles adquieren en su fisionomía diferentes tipos: ovaladas, cónicas, alargadas, aplanadas, etc.

Los procordados son animales de hábitos marinos, aunque también existen algunas especies que viven en zonas de aguas salobres. Estos animales mantienen las mismas características generales existentes en el filo de los Cordados: presencia de notocorda en posición dorsal al tubo intestinal y ventral al cordón neural, transformación de la faringe en órgano respiratorio y posición dorsal del eje neural.

Clasificación de los Procordados

– Sufilo Tunicados (Tunichata) o Urocordados (Urochordata)

– Apendicularias
– Taliáceos
– Ascidiáceos, ascidias

-Sufilo Cefalocordados (Cephalochordata)

– Anfioxos

Una diferencia que caracteriza a ambos subfilos es el hecho de que en los urocordados o tunicados la notocorda se extiende exlusivamente en la cola, a diferencia de los cefalocordados que está presente en todo lo largo del cuerpo.

Urocordados o tunicados

Los urocordados también reciben el nombre de tunicados, ya que su cuerpo está envuelto en una especie de túnica formada por celulosa y proteínas. Como mantuvimos con anterioridad el notocordio solo se extiende a la parte de la cola o región caudal. Son animales que nunca desarrollan celoma. Se alimentan básicamente de pláncton, suelen ser hermafroditas y su reproducción puede ser sexual y asexual.

El subfilo de los Urocordados se subdivide desde un punto de vista tradicional en tres clases: Apendicularios, Taliáceos y Ascideáceos.

– Apendicularias

Animales que adoptan forma de larva, poseen un tamaño muy reducido, el mayor ejemplar conocido solamente presenta una longitud de unos 4 cm. Son de hábitos marinos, pelágicos y prefieren las zonas de aguas cálidas. Su cuerpo se asemeja a una larva y están revestidos de una especie de cápsula transparente que les proporciona cobijo y protección.

En las apendicularias, la notocorda está presente durante toda la vida.

– Taliáceos

Los taliáceos carecen de cola y por consiguiente de notocorda, que desaparece durante su desarrollo. Presentan un cuerpo transparente que puede adquirir diversidad de formas: prismáticos, tonel, tubulados, etc. Son animales pelágicos.

– Ascidiáceos

Al igual que el anterior, en las ascideas la notocorda desaparece, son bentónicos y en edad adulta permanecen anclados en el sustrato marino, tienen forma de saco y su coloración es variada. Las ascidias pueden llevar una vida solitaria o bien asociarse en colonias, cuando se agrupan reciben el nombre de cenobios.

Los ascidiáceos se subdividen en dos órdenes: Enterogonos y Pleurogonos.

Cefalocordados

Cefalocordados: Brinchiostoma lanceolatum

Branchiostoma lanceolatum

El subfilo de los Cefalocordados comprende a los anfioxos y agrupa a más de 25 especies. Adoptan formas pisciformes y son de hábitos marinos, prefieren las aguas tropicales y los mares templados, cercanas a las zonas costeras. Suelen permanecer en el fondo y excavan la tierra para refugiarse en su interior.

En los cefalocordos la notocorda no desaparece, se mantiene durante toda su vida y, a diferencia de los anteriores procordados, se extiende a lo largo del todo el cuerpo. Son animales acuáticos que carecen de escamas, presentan un cuerpo alargado, aplanado en los laterales y con una cabeza poco diferenciada. Poseen aletas impares. Los cefalocordados comprenden una sola familia: Branquiostómidos.

Ejemplos de procordados

En los cefalocordados el ejemplo tipo es el anfioxo, en los urocordados la ascidia.

Ascidia con sus peculiares colores y adoptando forma de saco.

Urocordados: Ascidia

Caroline Rogers

 

Branchiostoma, corte transversal de un anfioxo.

Cefalocordados: Branchiostoma, anfioxo

Rob Growler/CC BY 2.0