Célula eucariota vegetal

Célula vegetal

Introducción

El estudio de las células es lo que fundamenta el desarrollo de la Biología Celular y cada día se conoce más sobre los fascinantes misterios y secretos que la misma encierra. Los seres vivos pertenecientes a los reinos vegetal y animal tienen algo en común: están constituidos por células eucariotas.

Hoy se habla en todas partes de las células y sus componentes y frecuentemente se escucha el término células madres y de sus potencialidades para el tratamiento de diferentes enfermedades, de la fertilización in vitro y las posibilidades de engendrar un hijo a partir de un óvulo y un espermatozoide.

Pero nada de lo antes mencionado hubiera sido posible sin el desarrollo tecnológico y la innovación en el campo óptico y electrónico que permitió el desarrollo de la microscopia y con ello poder observar estructuras tan pequeñas como de un nanómetro de tamaño (para que se tenga una idea un milímetro tiene 1 000 000 nanómetros).

De esta forma fue posible conocer las células, sus estructuras internas y las diferencias entre unas y otras especies. Junto a lo anterior también se han desarrollado las investigaciones en el campo de la Biología Molecular y penetrar en la esencia de la información genética contenida en el núcleo de las células eucariotas.

Nuevas y mejores tecnologías y conocimientos nos permiten adentrarnos en el fascinante mundo del origen de la vida, de la evolución y de los secretos tan bien guardados de los seres vivos y, como el caso que nos ocupa, las diferencias entre células animal y vegetal.

Hay similitudes entre las células eucariotas vegetales y animales…

Hay diversas similitudes entre estos dos grupos de seres vivos, entre ellas:

– Las células eucariotas son las unidades morfológicas y funcionales de los seres vivos del reino animal y vegetal. Es la expresión de vida mínima de todo ser vivo.

– Las células vegetales y animales tienen funciones comunes como la auto-reproducción y la auto-conservación.

– Las células eucariotas de los dos reinos son denominadas así porque tienen un núcleo bien diferenciado con el material genético en su interior y recubierto por una membrana que lo protege.

– Tanto los seres vivos del reino animal como el vegetal son organismos pluricelulares.

– Las células animales y vegetales tienen en común, básicamente, tres partes: la membrana citoplasmática, el citoplasma y el núcleo.

– Las células eucariotas de ambas especies (animales y vegetales) miden entre 10 y 100 µm. Las células animales llegan a las 30 µm y en el reino vegetal hasta 100 µm (Recordar que una micra es la milésima parte de un milímetro).

– Por su diminuto tamaño, las células animales y vegetales, no pueden ser observadas a simple vista, se necesita la ayuda del microscopio.

Existen diferencias entre las células vegetal y animal. Cuadro comparativo

Veamos un cuadro comparativo que refleja las diferencias entre células animal y vegetal

– En cuanto a la morfología la célula vegetal tiene una pared celular firme que le confiere rigidez. La misma está constituida por celulosa. Las células eucariotas animales no poseen pared celular.

– En el interior de la célula vegetal se encuentran los cloroplastos, ausentes en la célula animal, contienen clorofila y son los responsables de la fotosíntesis.

– Las células vegetales son capaces de producir su propio alimento mediante el proceso de fotosíntesis, por eso se denominan autótrofas.

– Las células animales no son capaces de producir su propio alimento a partir de componentes inorgánicos.

– Las células vegetales tienen la capacidad de transformar en energía química la energía solar o luminosa. En las células animales las mitocondrias son consideradas como la fuente de energía básica.

– Otra característica propia de la célula vegetal es la presencia de grandes vacuolas en el citoplasma llegando a ocupar el 90% de su espacio. Ellas sirven para el almacenamiento de productos metabólicos y al mismo tiempo remover los productos de desecho.

– Generalmente las plantas viven fijas, no tienen capacidad de desplazamiento por ellas mismas, mientras que esa es una de las funciones inherentes al reino animal.

– Los seres vivos del reino vegetal no tienen ni órganos de los sentidos, ni sistema nervioso, pero son capaces de reaccionar ante algunos estímulos.

– En las células vegetales la reproducción asexual se mantiene incluso en las plantas superiores y en los animales la reproducción asexual va desapareciendo al aumentar la complejidad de los organismos.

Nutrición autótrofa: una diferencia esencial entre la célula vegetal y animal

celula-eucariota-animal

Célula animal

Aunque hemos mencionado las similitudes y diferencias más importantes entre las células eucariotas animales y vegetales. Es conveniente resaltar una vez más la importancia de la nutrición autótrofa en las células vegetales, ella le confiere una de sus principales peculiaridades, además de ser un elemento substancial en cuanto las diferencia entre célula animal y vegetal.

En esencia consiste en la posibilidad que tienen los seres vivos del reino vegetal de convertir sustancias sencillas en materia orgánica y 02 y con ello garantizar su propia alimentación, la de muchas especies del reino animal y hasta la de los seres humanos.

La nutrición autótrofa en las células vegetales consta de tres fases: entrada de moléculas como el agua, el dióxido de carbono y sales minerales a través de su membrana. El metabolismo y la excreción de sustancias nocivas completan el proceso. Para realizar estas funciones emplean como energía la luz solar.

El metabolismo se corresponde en su primera fase con el proceso de fotosíntesis. El mismo se lleva a cabo en los cloroplastos de las células vegetales que contienen la clorofila, esta absorbe energía de los rayos solares y transforma la energía solar en energía bioquímica.

La maquinaria bioquímica de las células vegetales continúa su incesante actividad y se producen reacciones anabólicas, mediante las cuales se sintetizan moléculas ricas en energía.

Posteriormente mediante el catabolismo se obtiene energía bioquímica a partir de la respiración celular que se produce en las mitocondrias. Los productos de desecho del proceso metabólico son eliminados. Es una maquinaria admirable, auto sustentada y aportándole vida a nuestra amenazada naturaleza.