Estás aquí: Inicio » Animales » Zoología, temas generales » Apendicularios (larváceos), clase Appendicularia, características y ciclo de vida

Apendicularios (larváceos), clase Appendicularia, características y ciclo de vida

Apendicularios o larváceos

Los apendicularios son animales de pequeño tamaño que habitan las aguas marinas, en las que forman parte del zooplancton. También se conocen como larváceos, debido a su aspecto y características, pertenecen a la categoría de clase (Appendicularia), dentro del Phylum Chordata, existiendo en la actualidad un aproximado de 68 especies distribuidas en tan solo 3 familias (Oikopleuridae, Fritillaridae y Kowalerskiidae).

Los apendicularios corresponden al tema central de este artículo, en el que se destacan su hábitat y distribución, características generales, alimentación y reproducción. Estos animales son considerados de gran importancia, ya que constituyen la fuente de alimento de muchas otras especies en el ámbito marino, incluso algunos estadios larvarios y juveniles de peces de consumo humano.

Hábitat y distribución de los apendicularios

Como ya se ha mencionado, los apendicularios (larváceos) son organismos marinos, que se encuentran distribuidos a nivel mundial, en todos los océanos. Su localización en el agua es mayoritariamente en las capas superficiales, a los primeros 100 metros de profundidad, es decir, son generalmente epipelágicos; sin embargo, después de algunas expediciones e investigaciones del plancton marino se han encontrado también a mayores distancias, entre los 500 y 800 metros de profundidad.

Características de los larváceos

Para comenzar a denotar las características de los apendicularios iniciamos con su tamaño, y es que estos seres suelen ser diminutos, generalmente no sobrepasan los 10 milímetros de longitud. Pero, con el descubrimiento de nuevas especies a mayor profundidad, se evidenció el mayor tamaño que éstos podían alcanzar, llegando a algunos centímetros de largo (entre 3 y 10), con unas casas o habitáculos de hasta más de 100 centímetros, estos escasos ejemplares son integrantes de la familia Oikopleuridae y han sido denotados popularmente como larváceos gigantes debido a esta característica.

El cuerpo de los apendicularios, larváceos, se ha dividido en dos partes evidentes, un tronco y una cola, con morfología variables en las familias existentes. La zona del tronco de los larváceos tiene aspecto ovalado, alargado o globoso y puede estar deprimido en dirección dorsoventral; al final la cola puede ser con forma de lanza, más gruesa y con terminación puntiaguda, redondeada o en escotadura.

El tronco de los Appendicularia posee tres regiones, una faringo- branquial, una digestiva, en la que se localiza también el corazón y otra genital ubicada posteriormente. La cola de los larváceos se encuentra insertada en la parte ventral del tronco, y en su capa cuticular externa puede continuar a modo de prolongaciones para formar algo similar a aletas con distintas morfologías a nivel de especie.

A pesar de que estos organismos se encuentran incluidos dentro del grupo de los urocordados o tunicados, carecen de túnica, en su lugar secretan por medio de las células epidérmicas de la capa oikoplástica una estructura mucosa constituida de mucopolisacáridos, que utilizan para su alimentación, es conocida con el nombre popular de casa y es variable en las diferentes familias.

El sistema digestivo de los larváceos es completo, inicia en la boca, la cual también es diferente entre las familias, puede tener labios o carecer de ellos, permanecer siempre abierta o también tener lóbulos. Luego de la boca le sigue una faringe, en donde se encuentra el endostilo y las aberturas de las branquias que tienen conexión con el exterior por medio de espiráculos con cilios. También constan de un esófago, un estómago con variedad de formas (desde una dilatación sencilla, globoso o hasta con dos lóbulos bien diferenciados), continúa un intestino y finaliza en el ano.

Dos de las familias de los apendicularios están dotadas de un corazón, mientras que hay una que carece de él, por lo tanto utilizan los movimientos de la cola para impulsar la sangre. También poseen un ganglio cerebroideo ubicado en la región anterior del tronco y un cordón nervioso que se extiende a la cola. Los larváceos poseen notocorda durante toda la etapa de su vida.

Alimentación de la clase Appendicularia

La clase Appencicularia es filtradora y como se ha mencionado utilizan las casas mucosas que secretan para tal fin, ya que les sirven a modo de colecta, concentración y selección de las partículas que ingieren, estas incluyen algunos organismos de carácter fotosintéticos del fitoplancton y otros heterotróficos, entre los que destacan bacterias y dinoflagelados, entre otros.

Dichas casas o habitáculos, como también suelen llamarse, están formadas por diversos filtros, los cuales son variables en las tres familias en relación a la complejidad que presentan, también difiere la forma de ubicarse los larváceos en sus casas, algunos se meten dentro del habitáculo, otros pueden conectarse a él por medio de la boca.

El proceso de alimentación ocurre también con ayuda de los movimientos de la cola de los apendicularios dirigiendo la corriente del agua hacia los filtros de la casa, donde son mantenidas y direccionadas hasta la boca. Estas estructuras mucosas se renuevan con una frecuencia variable dependiendo de la especie, existen organismos que cambian de casa en un promedio de 15 veces por día.

Reproducción de los larváceos

Las apendicularias tienen la particularidad de ser hermafroditas como otros tunicados, son del tipo protándricas, con una disposición de las gónadas diferente de acuerdo a las especies. La reproducción es sexual de forma exclusiva con una fertilización cruzada y externa. Como es de esperarse, de acuerdo al tipo de hermafroditismo, inicialmente maduran las gónadas masculinas, las cuales son liberadas al exterior por medio de un espermiducto, luego lo hacen las femeninas, las cuales llegan a ocupar toda la región genital y para salir al exterior rompen la pared del animal, por lo que este finalizado este proceso muere.

Solo existe un espécimen que carece de hermafroditismo, teniendo sexos separados en cada individuo, es decir, es dioica, esta recibe el nombre de Oikopleura dioica.

Resumen o esquema

Resumen, esquema sobre los apendicularios o larváceos
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Referencias

– Bersovine, D. (2018). Tunicados planctónicos (Appendicularia y Thaliacea) del Caribe Venezolano. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias, Escuela de Biología. 75 páginas.

– Capitanio, F. (1995). Estudio ecológico (distribución, relaciones tróficas y desarrollo gonadal) de Appendicularia (Chordata, Tunicata) en aguas costeras de Uruguay y Argentina hasta los 47º S. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Universidad de Buenos Aires. http://digital.bl.fcen.uba.ar/Download/Tesis/Tesis_2733_Capitanio.pdf

– Castellanos-Osorio, I.; Hernández-Flores, R.; Morales-Ramírez, A.; Corrales-Ugalde, M. (2012). Apendicularias (Urochordata) y quetognatos (Chaetognatha) del Parque Nacional Isla del Coco, Costa Rica. Rev. Biol. Trop.; 60 (3): 243-255.

– Flores-Coto, C.; Sanvicente-Añorve, L.; Vázquez-Gutiérrez, F.; Sánchez-Ramírez, M. (2010). Mesoscale distribution of Oikopleuraand Fritillaria (Appendicularia) in the Southern Gulf of Mexico: spatial segregation. Revista de Biología Marina y Oceanografía; 45 (3): 379-388.

– Sherlock, R.; Walz, K.; Schlining, K.; Robinson, B. (2017). Morphology, ecology, and molecular biology of a new species of giant larvacean in the eastern North Pacific: Bathochordaeus mcnutti sp. nov. Mar Biol. 164:20.