Uso de antibióticos en animales, ventajas y desventajas

Uso de antibióticos en animales
El uso de antibióticos como fármacos contra bacterias y otros patógenos se inició en el año 1936. Su descubrimiento, y posterior uso terapéutico, condujo al tratamiento de infecciones humanas. Sin embargo, el uso de antibióticos en animales comenzó en los 50. En esta época, se descubrieron ventajas en su empleo para los animales.

Los antibióticos son sustancias que pueden matar o inhibir el desarrollo de microorganismos patógenos. El uso de los antibióticos en los animales puede ser positivo por varios factores como son:


– Sirven para tratar de forma rápida enfermedades en animales.

– Para la prevención contra posibles enfermedades infecciosas.

– Para el aumento en la producción animal.

Formas de uso de antibióticos en animales

Como previo se mencionó que el uso de antibióticos en animales sirve para controlar tres aspectos valiosos que son:

Enfermedad animal

El primer uso de antibióticos en animales se realiza para curar la enfermedad que afecte a estos. Para ello, se aplican en altas cantidades y con un margen de tiempo corto. Este uso en altas cantidades y rápido ayuda a que la enfermedad en el animal ceda rápidamente. Hecho que evitaría el contagio entre ellos. De esta manera se logran menores pérdidas económicas al no tener que sacrificar al animal.

Prevención contra enfermedades infecciosas

En segundo lugar, con el uso de antibióticos en animales, se protege a los mismos contra enfermedades infecciosas a lo largo del tiempo. Esto se logra al aplicar el antibiótico en el alimento y agua que serán consumidos por ellos. Las dosis de antibióticos son aplicadas por un largo periodo de tiempo. De esta manera se protege al grupo de animales tratados.

La anterior terapia también es conocida con el nombre de profilaxis.

Aumento de la producción

Al principio, los antibióticos no se usaban para mejorar la producción de animales destinados a consumo humano. Al pasar los años, usándolos con los fines anteriores, los productores se dieron cuenta que los antibióticos proporcionan beneficios en la producción. Esta mejora se da ya que los antibióticos inducen al crecimiento de los animales.

El uso de antibiótico en animales con fines de aumentar el crecimiento ha sido un tema muy controvertido. A pesar de otorgar beneficios también puede ocasionar graves consecuencias en la salud animal y humana.

Los productores han optado por utilizar pequeñas cantidades de algunos antibióticos. Los usan añadiéndolos al alimento, lo que se consigue que los animales puedan aumentar de peso. Las aves y cerdos aumentan de 3 a 5%, mientras que en las vacas (enlace a ficha de Bos taurus) pueden llegar hasta el 10% de ganancia.

Ha sido difícil llegar a un acuerdo que indique la forma de actuar los antibióticos en los animales para ganancia de peso. Para resolver esta situación se han planteado varias ideas como lo son:

– Los antibióticos utilizados tienen la capacidad de alterar la cantidad y el tipo de bacterias que están presente en el intestino. Por lo que aquellas bacterias que causan infección pueden disminuir.


– Las células que conforman el intestino (enterocito) pueden absorber de manera más fácil los nutrientes. De esta forma, estarán disponibles al no ser utilizados por las bacterias para su desarrollo.

– Menor gasto energético. El sistema inmune no tiene la necesidad de atacar a los patógenos. Además puede ocurrir un aumento en la producción de factores de crecimiento.

Ventajas del uso de antibióticos en animales

El uso de antibióticos en los animales aporta varias ventajas:

– Pueden ayudar a combatir infecciones causadas por patógenos.

– El aumento de masa en los animales suele ser de manera uniforme.

– La flora intestinal presente en los animales se estabiliza. Por lo tanto, el funcionamiento gástrico es mejor.

– Mejor adaptación a los cambios ambientales y de alimentación. Se proporciona plasticidad para realizar trabajos productivos.

Desventajas en cuanto su uso irracional

Así como los antibióticos pueden mejorar la vida y el proceso productivo de los animales, el uso irracional de ellos trae consigo consecuencias. Estas pueden generar dificultades en la salud animal y humana, así como pérdidas económicas.

Desde el punto de vista sanitario, el principal problema del uso de antibióticos en animales es la creación de bacterias resistentes. Lo que implica que los tratamientos usados para combatirlas ya no serán efectivos.

La aparición de estas bacterias, en alimentos que provienen de la producción animal, se consideran una fuente de infección grave que debe ser eliminada. Dichos alimentos, al no poder consumirse, causan pérdidas económicas.

Las bacterias patógenas resistentes en alimentos son un problema mundial. Dicha resistencia puede ocurrir tanto a uno como a varios antibióticos a la vez (multi-resistencia). La diseminación de estos agentes causa grandes problemas en salud pública. El principal de ellos es que se reducen las opciones de tratamiento frente a infecciones.

Por lo tanto, el uso de antibióticos en animales es un tema que debe tratarse con cuidado. La aplicación de los mismos debe hacerse de forma consciente y con conocimiento previo. De esta manera se evitan los problemas de resistencia que su uso irracional trae.

Referencias consultadas:

  • Anadón, A. (2007)
  • Arenas, N.; Moreno, V. (2017)
  • Carmona, G.; Vindas, S. (2008)
  • Casana, C. (2017)
  • Magina, C.; Ugarte, C.; Montiel, M. (2006)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *