Patología o enfermedad, conceptos previos y aproximación al paciente

Patología o enfermedad: conceptos previos y aproximación al paciente
Patología o enfermedad: conceptos previos y aproximación al paciente

En este artículo hablamos de patología o enfermedad en la clínica veterinaria, desde una perspectiva general y orientada a la exploración y aproximación del animal enfermo.

Conceptos previos sobre anatomofisiopatología

Anatomía


Ciencia que estudia la estructura y la forma de los organismos vivos y las diferentes etapas de la vida.

Fisiología

Ciencia que estudia las funciones de los seres vivos.

Patología

Ciencia que estudia las enfermedades de los seres vivos.

Célula

La célula es la unidad elemental de la vida. Presenta las estructuras básicas para auto-sostenerse, como membrana, citoplasma o el núcleo, que contiene el ADN además de los orgánulos básicos para mantener con vida al individuo.

Tejido

Agrupación de células con misma estructura y función.

Órgano

Agrupación de tejidos con funciones muy concretas.

Sistemas

Agrupación de órganos donde existe un predominio de una función o tejido con respecto a otro. Ejemplos, sistema circulatorio o el sistema excretor.

Aparatos

Agrupación de órganos que cumplen una misma función, pero no hay predominio de un tejido. Ejemplo: Aparato locomotor, huesos, músculos, ligamentos, etc.

Esplacnología

Ciencia que estudia las vísceras.

Aproximación y exploración del animal enfermo

El término patología o enfermedad se refiere a cualquier anomalía que se produzca en una función del animal. Para poder diagnosticar una patología o enfermedad en animales enfermos es necesario acudir a un veterinario, que examinará al paciente de acuerdo con el siguiente ritual:


Anamnesis

Recoge todo aquello que se pueda averiguar del animal y su entorno mediante la historia clínica y preguntas al propietario, por ejemplo, el veterinario preguntará si ha comido con normalidad, si ha notado un comportamiento anómalo, fecha de inicio de síntomas, etc.

Exploración

Se deben observar todos los síntomas que puedan comprobarse sin pruebas accesorias. Primero es necesario hacer una inspección visual para comprobar cojera, anomalías en el movimiento, atrofia de la musculatura, etc. Posteriormente se observa el estado de las mucosas (nariz, boca, genitales y ano), también se comprueba la frecuencia cardíaca, respiratoria y la temperatura corporal. Por último se realiza una palpación de la superficie corporal en busca de heridas, deformaciones, tumefacción o puntos de dolor.

Pruebas diagnósticas

Gracias a ellas se puede facilitar un diagnostico final o, al menos, ayudan a esclarecer la posible patología. Ejemplo de estas pruebas:

– Análisis de sangre u otros fluidos.
Radiografías.
– TACs o escáner.
– Resonancias.
– Artroscopias (exploración visual interna con cámaras).
– Electromiografías: Excitación de los músculos.
– Ecografías: Para embarazos o anomalías en la cavidad abdominal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *