Salud de los animales, su evolución.

© Thomas Launois – Fotolia.com

En los últimos años se ha avanzado muy positivamente en el sector salud de los animales de compañía. Desde el punto de vista de los laboratorios se investiga y se crean fármacos para mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas, sin duda su labor de innovación, investigación y desarrollo son claves para dar soluciones y respuestas a muchos problemas relacionados con la salud animal.

En el sector profesional veterinario existe una mayor dedicación y especialización en tareas relacionadas con la salud de los animales, ante todo prima una conciencia para mejorar sus condiciones de vida; se trabaja tanto desde el punto de vista de la prevención de enfermedades, como en la aplicación de intervenciones o tratamientos curativos en aquellos que presente algún tipo de dolencia y que requieran la intervención del facultativo clínico.

En ese sentido, la sociedad ha evolucionado muy satisfactoriamente en beneficio de nuestras mascotas, pues con anterioridad, la labor del veterinario estaba más limitada, téngase en cuenta que desde el punto de vista de la administración pública, primaba un interés sobre el otorgamiento de protección hacia las personas en materias relacionadas con salud animal, como es el caso de zoonosis, es decir, las políticas sobre salud animal estaban orientadas a la adopción de medidas para la prevención de enfermedades trasmitidas por los animales a los seres vivos. Realmente la protección y mejora de la calidad de vida de las mascotas u otros animales estaba relegada a un segundo plano.

Tras una conciencia social a nivel mundial en favor de los derechos de los animales, no al maltrato, mejora de su calidad de vida… empieza a tener sentido la creación de otras políticas orientadas a la protección y su bienestar. Los propios estados se dan cuenta de la necesidad de elaboración de disposiciones normativas que velen en beneficio de los animales, tanto desde el punto de vista de aquellos destinados a uso doméstico o los destinados a explotaciones ganaderas, sin dejar a un lado los que se encuentran en estado vulnerable, me refiero a los animales salvajes en peligro de extinción. Aunque todavía queda bastante por hacer para dar solución a todas las cuestiones jurídicas que en la actualidad se plantean en materias relacionadas con temática animal.

La especialización en salud animal abarca un campo muy amplio, obsérvese que la industria alimentaria también se especializa en la elaboración de todo tipo de alimentos balanceados, incluso se fabrican dietas exclusivas para animales con problemas de salud; también, cada vez son más los profesionales que desarrollan una actividad en este sector: adiestradores, peluquería y estética, residencias o hoteles para mascotas, crematorios, en definitiva, se sigue avanzando para facilitarles mejores condiciones de vida que sin duda repercute muy favorablemente en su salud.