Enfermedad periodontal perros y gatos

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal en perros y gatos es una patología que con una correcta higiene o con la utilización de elementos o productos limpiadores puede llegar a prevenirse. Afecta más o menos a todas las razas de perros y gatos, y se agrava con la edad, a partir de 4 años.

Daña al diente y a todas las estructuras adyacentes como ligamentos o encías, además se trata de una acumulación progresiva de sarro entre el diente y la encía, que provoca inflamaciones y retracción de las encías, las principales consecuencias son la pérdida de piezas dentales e infecciones, tanto en perros como en gatos. El sarro es una pasta marrón verdosa y muy maloliente formada por células, bacterias y restos de comida mineralizados con un compuesto de calcio.

Fases: moderada y avanzada

La enfermedad periodontal en perros y gatos, si está en avance moderado, muestra una hinchazón de la encía y daños dentales con un ligero retraimiento, en esa fase aún es reversible y con una limpieza dental y un mantenimiento adecuado puede salvarse la estructura dentaria. En la fase avanzada, el retraimiento de la encía es muy acusado y puede haber pérdida de estructuras dentarias, la mascota corre el riesgo de infecciones sistémicas o en órganos vitales por el transporte de bacterias en el torrente sanguíneo.

Síntomas de la enfermedad periodontal en el perro y gato

Los perros y gatos son susceptibles a contraer problemas comportamentales, depresiones, dificultad para masticar, gingivitis, sangrado bucal, halitosis… Para su prevención se hace imprescindible un control veterinario, que podemos aprovechar cuando por alguna circunstancia llevemos la mascota a la clínica veterinaria, también en el caso en que observemos los síntomas descritos con anterioridad.

Prevención de la enfermedad

La prevención de la enfermedad periodontal en perros y gatos es bastante sencilla, basta con acostumbrar al animal a la manipulación de la boca desde pequeño para que lo asocie como algo placentero y así poder aplicar diversos métodos como un cepillo de dientes. También se puede prevenir mediante una alimentación adecuada, incluso existen en el mercado piensos que eliminan los restos de la comida anterior por tracción. Incluso se comercializan juguetes y golosinas que ayudan a su limpieza, sin olvidarnos de los enjuagues bucales o un kit compuesto de cepillo dental y pasta especial, que es de utilidad para remover el sarro, además de controlar la placa bacteriana.

Tratamiento

Cuando la enfermedad periodontal es moderada, el sarro debe ser retirado inmediatamente y para ello se utiliza anestesia general. El sarro se elimina con ayuda de un instrumental especializado denominado “cavitrón”, generalmente se utiliza agua a presión e instrumental de dentista especializado. Si se ha complicado con ulceración o periodontitis, infección sistémica, inestabilidad metabólica, sistema inmune comprometido o se realiza durante alguna otra intervención (muy frecuente), en la práctica veterinaria es frecuente el uso de antibióticos durante el proceso de cura e incluso con posterioridad para una mejor prevención. En casos extremos será necesario recurrir a la cirugía.