Migración en animales, sus causas y consecuencias

Migración animales

La adaptación y la búsqueda de espacios en el cual los animales silvestres puedan alimentarse, conseguir refugio y reproducirse, es de vital importancia para lograr sobrevivir y perpetuar la especie. Para conseguir esto, muchos individuos han utilizado técnicas y métodos por los cuales alcanzan sus objetivos, entre los cuales podemos mencionar la hibernación, quiescencia y también la migración en animales, cuyo tema desarrollaremos en este artículo.

Por qué migran los animales

Se puede definir la migración como el proceso mediante el cual una población o de individuos que pertenecen a la misma especie, y que en conjunto conforman a esta población, emprenden un viaje de grandes distancias en busca de mejores condiciones para salvaguardar su vida y la de sus compañeros.

Las especies que se consideran migratorias pueden realizar estos viajes de manera cíclica, es decir, cada cierta parte del año los individuos y sus descendientes realizan el mismo viaje. Este viaje puede estar influenciado por el cambio de estaciones, que a su vez induce un cambio en el hábitat, como la falta de alimento y temperaturas extremas, de la misma manera induce cambios anatómicos y fisiológicos en los animales que les indica el comienzo de la época de apareamiento.

Características de este fenómeno

Para considerar que efectivamente existe migración en animales, se debe tener en cuenta una serie de características establecidas, para poder diferenciarlos de aquellos animales que realizan viajes o recorridos de tiempo prolongado, logrando de esta manera adquirir alguna ventaja o beneficio como conseguir alimento, pero que no son tomadas en cuenta o consideradas migraciones.

El primer carácter o característica que resalta en los ejemplares considerados migratorios, es la distancia que estas recorren para llegar a su destino. La migración en animales tienen recorridos de grandes distancias, por lo que el viaje puede durar días, semanas e incluso meses, distancias en las cuales pueden atravesar ríos, montañas, continentes y océanos. De esta forma, se ponen de manifiesto discrepancias entre los ejemplares animales, que a pesar que hacen recorridos largos, lo cubren en tan solo horas.

En segundo lugar se observa que las especies en migración, no realizan paradas aleatorias para buscar algún beneficio, sino que el recorrido se realiza de manera directa.

Como tercera característica, entran los cambios fisiológicos y comportamentales, en este caso los animales que emprenden la migración dan prioridad o distribuyen toda su energía y atención para lograr realizar el viaje sin contratiempos. Estos animales son capaces de suprimir algunas funciones básicas como lo es alimentarse, incluso si durante su recorrido pasan por lugares que le ofrece condiciones necesarias para ello, prefieren seguir su rumbo que detenerse, de igual manera la energía que se obtiene a través del metabolismo, cuando las reservas de grasa que acumulan por un periodo de tiempo, son utilizadas para mantener el movimiento del exigente viaje.

Finalmente se observa que los animales que migran se encuentran en un estado de actividad y agitación mayor de lo normal, esto se observa en los días previos de la partida como a la llegada del destino final. Incluso se evidencian patrones de comportamientos distintos, donde algunos animales que pasan la mayor parte de su vida solitarios, se juntan con otros de su misma especie para realizar la migración.

Causas de la migración en animales

Las causas o razones de la migración en animales son heterogéneas y dependen directamente de las necesidades particulares presentes en cada especie que realiza esta acción. La causa principal es la supervivencia y de esta manera obtienen que su especie permanezca y perdure en el tiempo.

Como se ha mencionado anteriormente, las migraciones cíclicas que realizan algunos animales, debido a los períodos estacionales del año, son una de las razones primordiales por las que estos seres vivos se desplazan de un sitio a otro. Este cambio de estaciones trae consigo cambios en las temperaturas, las cuales pueden aumentar o disminuir de manera significativa, afectando así la vida de los animales que habitan en esos espacios, que deben emigrar para no morir congelados o sofocados por el calor extremo.

Los cambios estacionales y las variaciones de factores como la temperatura, actúan en conjunto con otros elementos como la escasez de alimento y agua, las cuales son causas potenciales para iniciar la migración en animales. Otras causas que alientan esta práctica son los ciclos reproductivos que se activan por procesos fisiológicos e indican que es hora de partir a sitios donde las condiciones estén dadas para dicha función.

Consecuencias de la migración en animales

Las consecuencias de la migración en animales pueden ser muy desfavorables, ya que durante su largo viaje muchos de ellos pierden la vida por diferentes causas. Entre estas causas está el agotamiento que sufre el animal, lo que impide que pueda llegar al sitio de destino, de la misma manera pueden extraviar su camino por consecuencia de los cambios planetarios que actualmente se han acentuado por efecto del calentamiento global.

También es necesario destacar que los animales que migran pueden llevar consigo algunas enfermedades que en el lugar de destino o llegada son aún desconocidas, lo que pone en riesgo la vida de otros seres vivos, alterando así el equilibrio ecológico. Así mismo la migración en animales (determinadas especies) pueden ser considerados como plagas, sobre todo si se establecen en áreas destinadas a la producción agropecuaria por el hombre.

Biografía consultada:

– Beirne, P.; Kelty-Huber, C. (2015).

– Eguiarte, L.; Equihua, C.; Espinosa, L. (2015).

– Gimeno, E. (2012).

– Medellín, R.; Abreu-Grobois, A.; Arizmendi, M.; Mellink, E.; Ruelas, E.; Santana, E.; Urbán, J. (2009).

– Naranjo, L. (2009).

– Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. (2013).