Desplazamiento de los animales según grupos

Desplazamiento de los animales
Desplazamiento de los animales

Formas de desplazamiento de los animales

Los animales tienen muchas formas diferentes de desplazarse, lo pueden hacer para escapar, conseguir alimento o recorrer su territorio. El desplazamiento de los animales constituye una adaptación, que a lo largo de los tiempos les ha sido útil para sobrevivir en sus hábitats de preferencias.

Las formas de desplazamiento de los animales se relacionan directamente con el tipo de medio en el que viven, es decir, si son terrestres, acuáticos o aéreos.


Formas de desplazamiento de los animales mamíferos

Los mamíferos son un grupo muy diverso que incluye animales en su mayoría terrestres, pero se encuentran animales acuáticos como la ballena y también animales que pueden volar como los murciélagos.

Mamíferos terrestres

Los terrestres pueden desplazarse corriendo, saltando o trepando. Los mamíferos que se desplazan corriendo suelen ser cuadrúpedos, tener extremidades largas que terminan en pezuñas, cascos o garras, estas les proporcionan adherencia y agarre para evitar caídas. Existen también bípedos, como es el caso del hombre que se desplaza con las extremidades inferiores.

Algunas especies se desplazan trepando, para buscar refugio o alimento, en este caso necesitan agarrarse de forma firme a las plantas como en el caso se los monos que además se ayudan con su cola, que es utilizada como una quinta extremidad.

Finalmente los que se desplazan saltando, como los canguros y wallabies, tienen extremidades posteriores potentes y tendones adaptados para actuar como resortes.

Mamíferos acuáticos

Los acuáticos, como las ballenas y delfines, al tener un origen terrestre poseen una columna desarrollada para andar, por esta razón se desplazan moviendo su espina dorsal de arriba hacia abajo.

Otros semi-acuáticos como las focas y morsas tiene extremidades posteriores adaptadas para nadar y extremidades anteriores adaptadas para que puedan arrastrarse en la superficie terrestre.

Mamíferos aéreos

Los mamíferos aéreos se clasifican en activos o pasivos dependiendo de cómo se desarrolla su vuelo. El murciélago es un mamífero aéreo activo porque vuela batiendo sus extremidades que están adaptadas como alas.

Las ardillas voladoras son capaces de planear largas trayectorias y por esta razón se consideran voladores pasivos, en este caso no tienen extremidades en forma de alas, su adaptación morfológica consiste en desplegar unas aletas laterales al estirarse, estas se forman a partir de un pliegue de piel que va desde sus patas delanteras a las traseras.

Desplazamiento en las aves

Aves terrestres

Estas aves que se desplazan corriendo o saltando tienen adaptaciones como una menor envergadura en las alas, la ausencia o reducción de la quilla que es el lugar donde se insertan los músculos pectorales necesarios para volar. Se han reportado unas 60 especies que no tienen la capacidad de volar, entre las que se encuentran el avestruz, ñandú y kiwi.


Aves acuáticas

Entre las aves nadadoras o buceadoras más reconocidas están los pingüinos, estos habitan en el mar abierto del hemisferio sur, tienen adaptadas sus alas para nadar, de hecho nadan con sus alas haciendo los mismos movimientos que un ave voladora, también su cuerpo tiene forma aerodinámica, un denso plumaje que se dispone en forma de escamas y sus huesos son densos en lugar de huecos como en la aves voladoras.

Aves aéreas

La mayoría de aves se desplazan volando, por esta razón todo su cuerpo está adaptado para este tipo de movimiento. Su cabeza terminada en un pico con forma puntiaguda y es aerodinámica, poseen unos huesos huecos que reducen su peso, las plumas se ubican de tal forma que forman una superficie lisa que no opone resistencia al viento y sus extremidades anteriores han evolucionado como alas.

Desplazamiento de los animales reptiles

El desplazamiento de los animales reptiles se lleva a cabo raptando o arrastrándose sobre la superficie. Las especies que raptan se arrastran sobre el suelo utilizando sus cuatro extremidades cortas para apoyarse y avanzar ondeando su cuerpo. Las tortugas y lagartos avanzan apoyando su cuerpo en las patas y algunas veces en la cola, pero las especies que pueden correr suelen apoyarse en las dos patas posteriores utilizando una marcha bípeda.

Las serpientes, al no tener patas, utilizan frecuentemente la ondulación de la columna vertebral sobre el plano horizontal, otras serpientes avanzan con el mismo movimiento de las orugas, levantando una parte de su cuerpo mientras otro permanece inmóvil, incluso algunos grupos se mueven apoyándose sobre dos puntos de forma lateral.

Anfibios

Al igual que los reptiles, el desplazamiento de los animales del grupo Amphibia es variado. Existen grupos saltadores (anuros), arborícolas con adaptaciones para trepar entre la vegetación, con habilidades para el nado, aquellos que se mueven por terrenos húmedos (como las salamandras terrestres) y fosoriales como es el caso de las cecilias.

Formas de desplazamiento en los peces

Los peces están adaptados para desplazarse en el agua, por esta razón su cuerpo tiene una forma hidrodinámica, En la mayoría de los casos se mueven agitando su cuerpo de derecha a izquierda, y cuando nadan velozmente sus aletas se pliegan sobre el cuerpo, mientras que si se encuentran quietos o nadando de forma muy lenta lo que les da equilibrio es el movimiento de las aletas.

Animales invertebrados

El desplazamiento de los animales del grupo invertebrados es muy variado dado la gran diversidad que conforman, han evolucionado para conquistar tanto el medio acuático, terrestre y aéreo.

Bibliografía

– Galera, A. (2016)
– López, B. (2017)
– Morales, R. (2018)
– Rodríguez, M. (2015)
– Yamila, J. (2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *