Animales ovovivíparos, características, gestación y alimentación. Ejemplos

Animales ovovivíparos
© Paradais Sphynx

El sistema reproductivo de los animales ovovivíparos nos hace referencia a la capacidad que poseen algunos animales de retener los huevos que producen en su interior, hasta el momento en que el desarrollo de los embriones esté completo y sean expulsados bien sea en los huevos, los cuales eclosionaran casi de inmediato al salir de la madre o también pueden salir como pequeñas réplicas de sus padres completamente formados tal como lo hacen las especies vivíparas. Este tipo de reproducción es encontrada en diferentes animales tanto acuáticos como terrestres, entre los cuales podemos mencionar, peces, reptiles, anfibios e insectos.

Características y ventajas de los animales ovovivíparos

Durante el proceso de reproducción de los animales ovovivíparos, se dan una serie de circunstancias con los que se pueden identificar fácilmente. La primera de ella es el tipo de fecundación, para que se pueda dar la reproducción en los animales ovovivíparos la fecundación debe ser interna al igual que todo el periodo de gestación; al tener una fecundación interna, algunos animales poseen la capacidad de retener los espermatozoides por un tiempo prolongado en estructuras especiales denominadas espermatecas, y solo cuando el tiempo es idóneo para la reproducción son liberados para que fecunden el ovulo, por lo que la viabilidad en este caso estaría asegurada.

Como la gestación se produce por completo dentro de la madre, estos siempre estarán cerca de ella y protegidos de los depredadores, además la dependencia de los huevos de la madre es mínima por lo que el costo energético de llevarlos siempre consigo también es menor.

Los embriones que crecen dentro de los huevos no mantienen contacto con la madre por lo que no están ligados directamente, a diferencia de los vivíparos en los que se comunican a través de la placenta.

Una vez que los embriones se han desarrollado por completo dentro del huevo y eclosionan, estos pequeñines están completamente dotados para sobrevivir en el exterior, por lo que su independencia comienza desde el momento en que nacen.

Alimentación durante el proceso de gestación

En el proceso de gestación los embriones tienen varias maneras de alimentarse, la más generalizada es en la que los embriones toman todo el alimento que necesitan para su desarrollo dentro del huevo, es decir, el vitelo les da los nutrientes necesarios para su crecimiento por lo que a este tipo de alimentación durante la gestación se denomina lecitotrofia.

En algunas especies la cantidad de nutrientes que aporta el saco vitelino no es suficiente y por ende surgió otro tipo de alimentación sin tener que expulsar a las crías aún en formación, este segundo tipo de alimentación lleva por nombre de matrotrofia, en la cual el útero de la madre segrega los complementos alimenticios necesarios para que la gestación se lleve sin mayores problemas, además de proporcionarle protección, oxígeno y temperatura ideal.

En ciertas especies como algunos tiburones los embriones en formación aprenden desde temprano a mantenerse con vida, alimentándose de lo que tienen a su alrededor por lo que ingieren gran cantidad de huevos que no han sido fecundados, además pueden incluso comerse a los embriones que presentan un desarrollo más lento convirtiéndose en caníbales, obteniendo así sus nutrientes.

Se hace necesario destacar que con estas formas de alimentación y gestación, los investigadores proponen llamarlos a todos como animales vivíparos de tipo aplacental, por lo que de una u otra forma siempre tienen contacto con la madre, sobre todo en los de alimentación de tipo matrotrofia.

Ejemplos de reproducción de animales ovovivíparos

Los animales ovovivíparos están presentes en muchos grupos de animales como los anfibios, reptiles, peces e insectos, siendo en cada uno de ellos el tiempo y la forma de gestación distinta dependiendo de la especie, a continuación describiremos algunos ejemplos:

En el grupo de los reptiles hay varios casos, uno de ellos es la boa constrictora, esta serpiente que puede alcanzar tamaños considerables prefiere retener sus huevos en su interior por alrededor de tres meses, tiempo en el cual las crías están totalmente formadas para ser expulsadas, pueden dar a luz hasta más de 60 crías. También se han reportado otras serpientes ovovivíparas como las anacondas y lagartos entre ellos el lución Anguis fragilis.

Otro de los grupos que presentan animales ovovivíparos son los insectos, en este grupo existe una gran variedad de ellos que practican este sistema reproductivo, siendo uno de los más estudiados el que presenta la mosca perteneciente al género Glossina, o mejor conocida como mosca set set, esta pequeña mosca prefiere mantener a su larva dentro de sí, con el fin de proporcionarle alimento a partir de unas glándulas especiales de su útero, convirtiéndose así en una ovoviparidad con alimentación matrotrofia.

De igual manera en el grupo de los anfibios algunos ejemplares se consideran ovovivíparos, dándose estrategias bastantes peculiares como las realizadas por el anuro Pipa pipa, quien no precisamente lleva los huevos en los oviductos, si no en su espalda. En este grupo también podemos mencionar a la salamandra común Salamandra salamandra.

Entre los animales ovovivíparos no podían faltar los peces en donde el ovoviviparismo está bastante extendido, entre las especies que utilizan este sistema tenemos Poecilia reticulata, cuyo proceso de gestación puede tardar 25 días en donde los pequeños pececitos son expulsados del vientre de la madre.

Biografía consultada

  • Casas, A.; Marin, R. (2006)
  • Ferreiro, R. (2004)
  • Galán, P. (2009)
  • Tracchia, A. (2018)