Animales más inteligentes, sabiduría e instinto animal

Animales más inteligentes

El dicho que otorga al elefante una memoria prodigiosa no está lejos de la ciencia. Entre los estudios científicos que se han realizado para determinar cuáles son los animales más inteligentes, los proboscídeos aparecen siempre en las listas. Junto a él, los simios más grandes, el delfín, el cuervo, el elefante, el pulpo y sorprendentemente el cerdo, son de los animales con mayor nivel de inteligencia.

Los elefantes sorprenden

El elefante ha sido sometido a varias pruebas, algunas de ellas referidas a la escogencia de cantidades y números, por lo que las investigaciones apuntan a que su inteligencia es la más cercana del reino animal a la de los humanos con respecto a las habilidades matemáticas.

Los elefantes además han probado que disfrutan la música, que son capaces de distinguir sonidos armónicos e incluso de tocar música, cuando golpean con la trompa algunos instrumentos de percusión ante los cuales han sido asociados, así que están en ese selecto grupo de animales inteligentes.

Los animales más inteligentes en el mar

Dos de los animales más inteligentes viven en el agua. El delfín, por ejemplo, tiene un cerebro más grande que el humano, y probado está que pueden desarrollar relaciones estrechas entre ellos mismos y los humanos, así como relaciones con especímenes de otras especies.

Tienen, además, avanzadas habilidades de comunicación y ubicación, así como son capaces de reconocerse a sí mismos frente a un espejo. El cerebro del delfín no solo es más grande que el del humano, sino que además es el más grande de todo el reino animal.

Otro de los acuáticos incluidos en la lista de los animales más inteligentes es el pulpo. Sus tentáculos les permiten tener una capacidad cognitiva envidiable. Se dio un caso, en Nueva Zelanda, de un pulpo que huyó de un acuario al mar a través de un ducto, como si supiese que siguiendo ese camino iba a encontrar su hábitat natural.

Inteligencia en el aire

Los cuervos han sido determinados como uno de los más inteligentes animales que existen. Los estudios sobre comportamiento animal han determinado que los cuervos tienen más neuronas, incluso, que los primates. A través de esas complejas redes neurológicas, los cuervos pueden entender analogías, y se cree que pueden entender el principio de Arquímedes que utilizan para estimar cantidades de agua y obtener alimentos.

Otro animal con un alto nivel de inteligencia es la paloma. Molestas, en las grandes ciudades, por el sucio que generan y el ruido que hacen, las palomas pueden reconocerse ante el espejo y, si se les enseña, recorrer grandes distancias de ida y vuelta. No en balde llevan merecida su fama de buenas mensajeras.

Las palomas han sido estudiadas en múltiples oportunidades porque en ocasiones son consideradas como plagas por los problemas que generan en algunas ciudades, en las cuales sus bandadas han causado daños a edificaciones y monumentos.

El cerdo, el que se adapta a todo

Cuando un cerdo no está encerrado jamás defeca cerca de donde come. La inmerecida fama de sucio que tiene el cerdo está asociada a su crianza comercial. Pero lo que asegura la inclusión del cerdo como uno de los animales más inteligentes, es su capacidad adaptativa. Es capaz de sobrevivir en todos los ecosistemas en los que ha sido introducido, pudiendo subir niveles en la escala evolutiva.

Pueden aprender rápidamente lo que se les enseña y aprender a usar los espejos para obtener más comida. Además, se ha determinado que los cerdos pueden engañar a sus semejantes para obtener su propio beneficio, una cualidad que refleja su inteligencia casi humana, tristemente.

Los primates también entre los animales más inteligentes

Esta lista no estaría completa sin los primates grandes, entre los cuales destaca el chimpancé. Con sus complejos modos de vida, comunicación y sistemas sociales, ha demostrado que su inteligencia está muy cercana al humano. En ellos existen gestos como el agradecimiento, la memoria de largo plazo y la comunicación.

No olvides que la lista podría ser más amplia incluyendo invertebrados como las abejas y hormigas.