Animales con menor esperanza de vida, ejemplos destacados

Animales con menor esperanza de vida

De unas horas a unos pocos días. Así de corta es la vida de estas especies, los animales con menor esperanza de vida. Ciclos vitales muy cortos, en los que apenas pueden reproducirse, alimentarse e inmediatamente morir. Pese a su corta vida estos animales son vitales para algunas funciones necesarias para el equilibrio natural.

Los gastrotricos entre los animales con menor esperanza de vida

Uno de los que menos viven permanece en ambientes acuáticos. En sus hábitats, los gastrotricos alcanzan una vida de entre tres y cuatro días, tiempo que les es suficiente para nacer, crecer y reproducirse.

Estos especímenes son hermafroditas y se alimentan de protozoos, bacterias, detritus y algas, siendo fundamentales en los ecosistemas en los que habitan. En algunos casos, los gastrotricos pueden vivir hasta 40 días en condiciones estériles en laboratorios, pero se trata de casos aislados.

Las que menos viven, las efímeras

Pero la atención de la ciencia ha estado en la especie que menos vive, las llamadas efímeras, un nombre que define a cabalidad lo que son estos primos de las libélulas, los animales con menor esperanza de vida. Su vida solo alcanza 24 horas después de haber salido de su periodo de ninfas, en las que regularmente son acuáticas y viven en el agua. Allí pueden vivir durante varios años.

Hay incluso una de las especies de efímeras, la Dolania americana, que vive apenas cinco minutos tras realizar la muda final. Los machos realizan una danza multitudinaria para atraer a las hembras, y tras la cópula, mueren. La hembra anida y también muere.

Aunque la reina puede vivir hasta treinta años, la hormiga obrera también integra la lista de los animales con menor esperanza de vida: apenas tres semanas. En ese tiempo deben trabajar para la comunidad, pues la sociabilidad es la principal característica de la hormiga. Las hembras recolectan comida y trabajan, los machos solo están para reproducirse con la reina y morir.

Las abejas son otras de las trabajadoras que viven poco

Otros de los animales con menor esperanza de vida son las abejas obreras. Con ellas pasa igual que con las hormigas, salvo por el apareamiento. Las abejas obreras son hembras estériles que construyen, limpian y mantienen la colmena, producen miel y buscan alimento para la reina.

En esa especie hay, como en las hormigas, una gran diferencia en el tiempo de vida entre la reina y las obreras. También la abeja reina tiene una altísima esperanza de vida, que puede llegar hasta las tres décadas.

¿Conoces a las arteminas? Están en el top de los animales con menor esperanza de vida

Igualmente en el fondo de lechos salinos viven las artemias, un pequeñísimo crustáceo que sirve de alimento a muchas especies de peces. Las artemia son tan pequeñas que su tamaño máximo está entre ocho y diez milímetros.

Las artemias han evolucionado poco desde el Triásico. Nunca habitan el mar, de esa manera procuran eludir a sus depredadores . Se desarrollan en pocas semanas y cuando ya están en su etapa adulta, apenas pueden vivir unos pocos meses.

Las libélulas, gran parte de su vida como ninfa

Las anisópteras han estado en el planeta desde hace 300 millones de años. Pese a la edad de la especie, sus especímenes están en la lista de los animales con menor esperanza de vida. Los ejemplares que más viven apenas bordean los seis meses. Son muy delicadas y sus cuerpos son muy frágiles.

Con su dieta que incluye moscas y mosquitos, las libélulas son un necesario regulador del equilibrio de la tierra. Al habitar zonas cercanas a cursos de agua y lagunas, las libélulas se alimentan de muchos de los vectores de algunas enfermedades como el dengue, el cólera y la malaria. Sus alas poderosas y su ilusión óptica para atacar a sus presas, le permiten hacer creer que están en posición estática cuando en realidad están en movimiento.