Animales carnívoros, tercer eslabón en la cadena trófica

Animales carnívoros
Animales carnívoros

Definición y características de los animales carnívoros

Los animales carnívoros son aquellos capaces de alimentarse de otros animales. Etimológicamente la palabra carnívoro proviene de la palabra en latín, “carnivorum” que le da una definición literal del que se alimenta de carne. Los carnívoros son los seres vivos que ocupan el tercer eslabón en las cadenas tróficas, al comerse a otros animales, bien sea a los consumidores primarios o herbívoros o a otros carnívoros, que también se conocen como consumidores secundarios.

Los animales carnívoros poseen una anatomía, una morfología y una fisiología perfectamente adaptada para vigilar, cazar, matar, ingerir y consumir a otros seres vivos, que pudieran incluso ser de mayor tamaño, y cada carnívoro presenta sus adaptaciones dependiendo del tipo de presa que consuma y del tipo de animal que sea, ya que encontramos animales carnívoros tanto dentro de los invertebrados como de los vertebrados, así podemos encontrar carnívoros en el grupo de los insectos, arácnidos, moluscos, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

De manera general, los mamíferos poseen comúnmente afilados y potentes dientes y un sistema digestivo secretor de jugos gástricos que colaboran con el proceso digestivo. Acompañados de sentidos muy desarrollados que les permiten vigilar y cazar a sus presas.

Algunos animales carnívoros importantes están en el grupo de los mamíferos, los cuales constan de una dentadura que posee dientes caninos o colmillos bien desarrollados y afilados y sus adaptaciones de algunos premolares y molares altamente especializados. Otras características es que algunos están acompañados de grandes y potentes garras, gran velocidad, fuerza y sentidos muy perfeccionados que les permiten cazar, matar e ingerir a sus presas.

Muchas aves, también son animales carnívoros al alimentarse de peces u otro tipo de presas como serpientes o pequeños mamíferos, las hay diurnas y nocturnas y pueden poseer garras grandes y afiladas para capturar a sus presas, además de estar dotadas de picos resistentes, velocidad, vista aguda y fuerza.

Tipos de animales carnívoros

Los animales carnívoros los podemos dividir en base a dos criterios, el primero de acuerdo a la forma en que adquieren el alimento y el segundo de acuerdo a la cantidad de carne que consumen. Así, de acuerdo a la forma de adquirir el alimento, los podemos clasificar en dos tipos que son los siguientes:

Animales depredadores: son aquellos animales carnívoros que cazan y matan a sus presas para alimentarse de ellas.

Animales carroñeros: son aquellos animales carnívoros que no cazan sus alimentos sino que consumen aquellos animales que ya están muertos, estén completos o incompletos.

Los tipos de animales carnívoros de acuerdo a la cantidad de carne que consumen son los siguientes:

Animales hipercarnívoros: son aquellos carnívoros que necesitan una alta demanda de carne para cubrir su metabolismo. La dieta de los animales hipercarnívoros está conformada por aproximadamente más del 70% de carne.

Animales hipocarnívoros: son aquellos animales carnívoros cuya demanda de carne es baja, solo necesitan incluir en su dieta aproximadamente el 30% de carne.

Ejemplos de animales carnívoros

Los animales carnívoros son bastante diversos, los hay mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces y hasta invertebrados, entre algunos de ellos podemos mencionar los siguientes ejemplos:

– La hiena manchada o Crocuta crocuta la cual se puede comportar como un animal carroñero o depredador, entre las presas incluidas en su dieta tenemos serpientes, cebras, liebres, entre muchos otros.

– La orca (Orcinus orca) es un carnívoro marino perteneciente al orden Cetácea que se alimenta de otros peces, algunos mamíferos marinos como focas y también de calamares.

– El coyote (Canis latrans) se alimenta de ciervos, conejos y liebres preferiblemente.

– El chotacabras gris o Caprimulgus europaeus se alimenta de animales invertebrados como insectos.

– Las aves rapaces como el águila real (Aquila chrysaetos) cazan desde las alturas, sus presas son variadas e incluye mamíferos como roedores, liebres, crías de venados, algunas serpientes e incluso otras aves.

– La ranita amarilla de la carbonera (Atelopus cartbonerensis) incluye en su dieta animales invertebrados como arácnidos e insectos.

– La salamandra Siren intermedia consume invertebrados acuáticos.

– La serpiente Epictia Magnamaculata es capaz de ingerir insectos como hormigas y termitas.

Gavialis gangeticus perteneciente al grupo de los reptiles posee su hocico alargado y angosto con gran cantidad de dientes, el cual es adaptado a su dieta piscícola.

– El pulpo consume por lo general invertebrados acuáticos como moluscos y otros cefalópodos, también pueden incluir algunos peces en su dieta.

– La araña saltarina ingiere pequeños insectos como moscas, escarabajos, mosquitos y también otros arácnidos.

Importancia de los carnívoros

Los animales carnívoros son de gran importancia para el correcto equilibrio de los ecosistemas al cumplir su papel como reguladores de las poblacionales de herbívoros o consumidores primarios y de otros carnívoros a los cuales cazan y consumen. Además los animales carnívoros carroñeros mantienen la energía en las cadenas tróficas al consumir los animales muertos o en descomposición, contribuyendo de esta manera a mantener la armonía de las comunidades biológicas.

Referencias

– Garrido, G.; Arribas, A. (2008)
– Hernández, J. (2015)
– Parra-Olea, G.; Wake, D.; Hammerson, G. (2008)
– Peplowska, D.; Ivkovich, D.; Zaniewsiu, P. (2017)
– Sanchez-Villagra, M. (2012)
– Yirga, G.; De Iongh, H.; Leirs, H.; Gebrehiwot, K.; Deckers, J.; Bauer, H. (2015)